En la Escuela Juana Manso N° 468 se viene dando una situación de conflicto desde hace mucho debido a cuestiones con el designio del nuevo director de la institución.

La docente Norma Radke quien estaba como directora suplente no acepta la designación del docente Eduardo Medera como nuevo director, el cual antes se desempeñaba como ex secretario escolar.

Debido a esta negativa, Norma Radke comandó una manifestación frente al establecimiento, con el acompañamiento de padres, así como también integrantes del Polo Obrero, que impidió la realización normal de las clases, durante algunos días.

Varios docentes se manifestaron en contradicción a las acciones llevadas adelante por parte de la docente Radke, destacaron el pedido del cumplimiento y respeto por el Estatuto Docente vigente.

Este Estatuto daría lugar a la designación del docente Medera, una vez que la directora titular de la Escuela N° 468, la señora María Sawaryn, deje su cargo.

El Polo Obrero acompaña las manifestaciones.Google Maps

La directora de la Escuela “República de Perú” N° 165, Sandra Iglesias expresó con respecto a la situación que “Lo que me preocupa es el avasallamiento a los derechos de los padres y niños”

Agregó además que “el Estatuto Docente tiene normas claras para cumplir, las cuales hay que respetar y hacer cumplir” indicó también que “desconocer del mismo es bastante llamativo, esperamos que se tomen las medidas que corresponde”.

También se expresó en relación con el tema Gladys De Pascual, directora de la Escuela N° 726, Eldorado III: “el jueves tuvimos una reunión con nuestras autoridades y nos explicaron el procedimiento, lo único que espero es que se cumpla la normativa que está en el Estatuto del Docente, la misma es muy precisa”.

Mientras que María Wernle, directora de la Escuela N° 520 de 9 de Julio, expresó: “La situación de los niños es lo que me preocupa porque no pueden acceder a sus clases con normalidad”, y por último aseguró que “los reclamos hay que hacerlos por las vías que corresponda”.

Las manifestaciones frente al establecimiento continúan a día de hoy, impidiendo el desarrollo de las clases, y según palabras de los presentes, los reclamos no concluirán hasta que se reciba la respuesta esperada por la docente Radke.

Fuente: Norte Misionero