Belgrano volvió al triunfo, y otra vez no fue convincente desde el juego. El 1 a 0 sobre el modesto Flandria sirvió para afirmarse en la cima de la Primera División con amplia ventaja. Pero la pasó mal, el empate hubiera sido lo más justo y el equipo estuvo por debajo de las expectativas.

Pablo Vegetti marcó la diferencia, por su gol en al primera etapa y que a la postre sería el de la victoria. Más allá de convertir y de los tres puntos, no disimuló su fastidio. “Me voy con bronca porque no jugamos bien, así se nos va a complicar”, asumió después de lo que fue el peor partido de los dirigidos por Guillermo Farré.

“No me gustó el equipo. Ganamos por la jerarquía que tenemos en el equipo. No hay que creerse nada, no hay que confiarse”, remarcó sin dar vueltas. Por lo pronto, el Pirata le sacó ocho puntos al escolta San Martín de Tucumán, que este domingo será anfitrión de Tristán Suárez a las 21.30. Por el lado del Celeste, el miércoles enfrentará a Platense por los 32avos de la Copa Argentina en La Rioja.