Con 100 años y luego de haber pasado por el coronavirus, Elsa salió este viernes de su casa y se dirigió al vacunatorio municipal de Huinca Renancó, para ponerle el hombro a la primera dosis de la Sputnik V, en una acción que se llevó la atención de todos, en esa localidad del extremo sur de la provincia de Córdoba.

Es una de las tantas historias positivas en el marco de una pandemia que justamente complica mucho a los adultos mayores, pero eso no frenó a Elsa Gramajo, que se convirtió en una de las personas más longevas de la zona en curarse del covid-19 y recibir su primera vacunación.

Según cuenta, ella tiene 12 hijos, nietos y tataranietos, y vive en una casa de calle Chacabuco, con una de sus hijas, Tina, que es quien relata que “creíamos que no salía, porque ella tuvo el virus y estuvo muy mal, pero milagrosamente se recuperó y acá esta, hoy se fue a vacunar y está muy contenta”, señaló en declaraciones a Cabledigital, este viernes.