El municipio de Villa María, del departamento General San Martín, sancionará con tareas comunitarias a las personas que organicen o participen o difundan eventos clandestinos y a los que no denuncian contactos estrechos con casos positivos de coronavirus, según quedó establecido a través de una ordenanza.

//Mirá también: Coronavirus: Villa María supera los 100 casos diarios por primera vez en 2021

La norma, aprobada por el Concejo Deliberante, establece una “sanción con trabajo comunitario con un mínimo de 21 horas y un máximo de 100 horas, dependiendo de la gravedad de la falta” a quien infrinja las normas establecidas para mitigar la propagación del coronavirus en el marco de la segunda ola de la enfermedad.

En este punto, la ordenanza indica que la aplicación de esta disposición corresponderá al Juzgado de Faltas y que, en caso de reincidencia, las sanciones deben duplicarse.

De acuerdo con lo previsto, por eventos clandestinos, la sanción se aplicará a quienes participen, organicen, realicen, encubran y difundan, tanto en espacios públicos como privados.

La norma, que alcanza a toda la población de Villa María, con más de 80.000 habitantes, también determina que “los cumplimientos de los trabajos comunitarios deberán ser en ámbitos relacionados a tareas de prevención y actuación por la pandemia por Covid-19”.

// Mirá también: Villa María: podrían perder la casa por un crédito UVA

Asimismo, aclara que “la aplicación de la sanción de trabajo comunitario es independiente” de las que paralelamente puedan aplicar en el ámbito de otras normas vigentes, como la provincial y de los tribunales ordinarios.

La concejal del espacio minoritario “Vamos Villa María”, Karina Bruno, autora de la iniciativa que fue aprobada ayer por unanimidad, manifestó que el espíritu de la nueva norma es “generar conciencia y empatía social por la difícil situación que estamos atravesando todos por el contexto epidemiológico” de la pandemia de coronavirus.

“En lo que va del 2021, hasta hace una semana, ya llevamos el 50% de los casos positivos que tuvimos en todo el 2020″, detalló la concejal Bruno en los fundamentos de la iniciativa, ahora convertida en ordenanza, y afirmó que “el 70% de los casos se registraron en marzo, la mayoría en un rango de personas de entre 20 y 40 años”.

Al respecto, añadió que los relevamientos de los datos epidemiológicos dejaron en evidencia que eran dos las causas determinantes: “La proliferación de eventos clandestinos y la no denuncia de contactos estrechos”.