El colmo cordobés: denuncian que hay una fuente con “agua podrida” frente a la Dirección de Espacios Verdes

La fuente se encuentra entre la Dirección de Espacios Verdes de la Municipalidad y el Centro Cultural Manuel de Falla.
La fuente se encuentra entre la Dirección de Espacios Verdes de la Municipalidad y el Centro Cultural Manuel de Falla. Foto: Gentileza

Grupos que suelen circular por la zona aseguraron que con el calor, “el olor es insoportable”. Preocupa que sea un espacio de gestación de mosquitos que transmiten el dengue y otras enfermedades.

Como en los chistes de colmos, en Córdoba se viven a diario situaciones insólitas. Un hecho que puede ser definido como un “colmo” se registra en los últimos días en la zona del Parque Sarmiento, donde transeúntes denuncian que hay una fuente con “agua podrida” a menos de 10 metros de la puerta de la Dirección de Espacios Verdes de la Municipalidad.

En cuanto a la ubicación exacta de la fuente, informaron que está situada en la Calle Pública Los Carolinos, entre Crisol y Deodoro Roca. De un lado de la calle funciona la mencionada dependencia comunal y del otro está ubicado el Centro Cultural Manuel de Falla, sede del Coro Municipal entre otras actividades que allí se desarrollan.

Aseguran que el olor que emana de la fuente es "repugnante".
Aseguran que el olor que emana de la fuente es "repugnante". Foto: Gentileza

Según acusan las personas que deben circular a diario por el sector, con el calor de los últimos días, el agua estancada comenzó a emanar un “olor insoportable”. “La fuente es pequeña, pero el agua está estancada hace bastante tiempo y ya está verde”, señaló una joven que suele realizar actividad física en el sector en diálogo con Vía Córdoba.

Advierten que la fuente puede convertirse en un “criadero” de mosquitos

Además del olor putrefacto y de la contaminación visual que genera el agua estancada en la fuente, quienes caminan o realizan ejercicio por el lugar se mostraron preocupados ante la proliferación de mosquitos. En este sentido, señalaron que se trata de un espacio propicio para la gestación de larvas que luego pueden transmitir enfermedades como dengue, zika y chikungunya.