Delincuentes cordobeses robaron en Pinamar y cayeron por una cuota social de Talleres

Robaron en Pinamar y fueron identificados por pagar la cuota social de Talleres.
Robaron en Pinamar y fueron identificados por pagar la cuota social de Talleres. Foto: Federico Claro

Se identificaron tres integrantes de la banda que operaba en Córdoba y cometía ilícitos en Buenos Aires. Cómo los descubrieron.

El 22 de julio, una banda de ladrones cordobeses llevó a cabo un golpe delictivo en la ciudad bonaerense de Pinamar. Esta semana, la Justicia pudo determinar quiénes fueron los autores del crimen a raíz de un descuido: abonar la cuota de Talleres con la tarjeta de la víctima.

Los delincuentes asaltaron al empresario José Alba y su esposa en su vivienda de la localidad costera. Luego del acto delictivo, se escaparon con 10 mil dólares, alrededor de 600 mil pesos, relojes, anillos, joyas, tarjetas de crédito y de débito.

Imágenes del operativo.
Imágenes del operativo. Foto: La Nación

Según consignó La Nación, el grupo operaba en Córdoba, donde tenían domicilio y base de operaciones, pero daban golpes en distintas localidades de Buenos Aires. Los autores fueron identificados como Franco Amado José, Denis Leonel Rivas Arias y Fabrizio López Altamirano.

Todos cuentan con importantes antecedentes y pedidos de captura a nivel nacional. Se les atribuyen los cargos de robo doblemente agravado, privación ilegítima de la libertad agravada defraudación por el uso ilícito de tarjetas de compra y encubrimiento agravado.

Imágenes del operativo.
Imágenes del operativo. Foto: La Nación

Cómo descubrieron a los delincuentes

Todo parece indicar que, López utilizó la tarjeta de Alba para abonar la cuota mensual de Talleres. No solo pagó la suya, sino la del resto de su familia. A partir de esa pista, la semana pasada se realizaron 17 allanamientos que terminaron con la identificación de los supuestos autores y posibles cómplices.

Si bien no hubo detenciones, secuestraron varios elementos: 4.000 dólares, cerca de 200 mil pesos, 50 celulares, un uniforme de la Policía Federal, un Citroën Cactus, armas de fuego, joyas, computadoras y estupefacientes.

El fiscal de Pinamar, Juan Pablo Calderón, determinó que la banda recibía información desde las cárceles. Resulta que, detenidos brindaban información de posibles víctimas. De igual manera, en Córdoba investigan si un policía habría brindado cierta información a los prófugos.

Temas Relacionados