Hace algunos días, Córdoba comenzó a registrar un leve descenso de casos de Coronavirus, hasta marcar una meseta de 13 mil contagios por día. Este lunes, la provincia contabilizó algo más de 8 mil pacientes; y algunas autoridades sanitarias se aventuran a hablar de una “desescalada” de positivos.

El director del Hospital Rawson, Miguel Díaz, aseguró a Arriba Córdoba que el pico de casos y de internaciones habría pasado. “Es probable que empiecen a disminuir los casos”, aseguró el profesional. Sin embargo, no descarta que pueda haber rebrotes.

“Estuvimos en un período de meseta y creemos, por cómo se ha comportado y cómo se han comportado las olas anteriores, estaríamos en una desescalada de casos y de personas internadas”, precisó.

La llegada de la variante Ómicron a la provincia generó un exponencial aumento de casos, que superaron las cifras de las dos primeras olas, en cuanto a contagios. Sin embargo, los números de fallecimientos e internaciones no marcaron porcentajes alarmantes.