Luego de 2 mesas informativas por tarifaria, entre la Cámara de comercio local y el sector de Hacienda y Producción de la Municipalidad, una el viernes 11 y otra el sábado 12 de diciembre, no hubo acuerdo con lo propuesto por el sector de Hacienda y Producción de la Municipalidad.

Desde la Cámara de comercio explicaron que “si bien un ordenamiento de rubros es necesario para hacer más equitativa la competencia entre comerciantes eso nos va a llevar hoy al cobro de rubro por rubro que está habilitado (hoy paga por su rubro principal y muchos han anexado nuevos para poder sobrellevar la actual situación de pandemia)”.

En la reunión que mantuvieron el se encontraron con la sorpresa que subía un 50 % el valor del módulo pasando de $4 A $6.- y un incremento del más del 100% de la cantidad de módulos por rubro.

A lo que según explicaron las autoridades municipales el viernes, el comerciante pagaría:

El módulo a $6, es decir, el doble o más de la cantidad de módulos del año pasado. Ahora pasaría a pagar por cada rubro habilitado (antes pagaba el principal).

Los ajustes que propusieron en la segunda reunión del día sábado son:

El módulo a $5.- los primeros 6 meses y a partir de julio $6. El doble o más de la cantidad de módulos del año pasado.

Pasaría a pagar por cada rubro habilitado según el siguiente detalle, (antes pagaba el principal),

1 act. Habilitada 100% del valor

2 a 5 act. 50%

6 a 10 act. 40%

+ de 10 act. 30%

Esto sería sólo de tasa comercial, a eso hay que sumarle el resto de los impuestos municipales.

Desde la Cámara de Comercio propusieron que se realice un concejo asesor de tarifaria, mesas de trabajo que involucre a Hacienda, Comercio municipal, a la Cámara de comercio con representantes de cada rubro actividad comercial y al Concejo Deliberante.

Desde la cámara de comercio manifestaron que “entienden que tiene que haber un orden del sector comercial pero no estamos de acuerdo que ante la difícil situación económica que estamos viviendo haya este tipo de aumentos. Hay que crear políticas que invite al comerciante a habilitar su comercio, poner los papeles en regla, facilidades de acceder a la habilitación comercial y no a tomar la determinación de cerrar las puertas de nuestros locales y continuar trabajando en la clandestinidad que nadie puede controlar”.

Imagen actual de la zona comercial de Caleta Olivia.