La Provincia de Santa Cruz participó del primer operativo federal de alcoholemia al conducir que tuvo lugar simultáneamente en todas las provincias argentinas.

La Subsecretaria de la Agencia Provincial de Seguridad Vial,, María Sanz, brindó detalles del trabajo realizado y los resultados. Entre las 22:00 y las 2:00 del domingo 13, el Ministerio de Seguridad, a través de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), llevó adelante este operativo en el que también participaron todas las provincias argentinas y representó la primera iniciativa federal en materia de seguridad vial.

En nuestra provincia, el procedimiento se realizó de manera conjunta con la Dirección General de Policía Caminera y consistió en una serie de operativos en Caleta Olivia y Río Gallegos, acompañados también por Tránsito Municipal de ambas localidades y la Dirección General Unidad Regional Norte como así también Regional Sur de la Policía.

En Santa Cruz se realizó en Rio Gallegos y Caleta Olivianoticias santa cruz

Al respecto, la subsecretaria de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, María Sanz, indicó: “Fue el primer operativo federal de alcoholemia y en cada una de las provincias se realizaban de manera simultánea los operativos de Seguridad Vial”.

Respecto a los resultados de la jornada de control, la Subsecretaria explicó: “Inició a las 22:00 y culminó a las 2 de la mañana el operativo exclusivo de alcohol, luego se continuó controlando la documentación correspondiente de quienes circulaban.

En Caleta Olivia se realizaron 87 pruebas de alcoholemia, 24 de ellas dieron positivas y cuatro vehículos se retuvieron también por falta de documentación mientras que en Río Gallegos se controlaron 175 vehículos y se realizaron 25 pruebas de alcoholemia de las cuales una dio positiva”.

Igualmente, tras los números, resaltó que “en las dos localidades donde se realizaron los trabajos están bajo ASPO y DISPO significando esto que la circulación disminuye a las 00:00 horas y que en Caleta Olivia rige la Ley de Alcohol Cero al conducir”.

Por último, Sanz les envió un tajante mensaje a quienes circulan con alcoholemia: “Agradezcan estar sentados ante un Juez de Faltas y no ante un Juez Penal por un hecho del que no hubieran podido volver atrás”, concluyó.