El pasado 7 de diciembre, 14 de los 24 médicos que trabajan en el Servicio de Emergencias 107 presentaron la renuncia. A menos de 24 horas de hacerse efectivo el cese laboral, la empresa a cargo de la actividad le aseguró al Ministerio de Salud que ya contrataron los reemplazantes; sin embargo, desde el Sindicato Médico aseguran que todavía no han logrado cubrir el cupo que dejarán los salientes.

Desde el Ministerio de Salud Pública, el secretario administrativo, Guillermo Benelbaz, aseguró en diálogo con Diario Huarpe que la firma adjudicataria ya garantizó la prestación normal del servicio: “En principio, ya tienen los médicos para soportar la guardia. Certeza de esto vamos a tener cuando llegue el día 15 y los días sucesivos y veamos si el servicio se prestó como venía sucediendo hasta ahora”.

El funcionario, dejó entrever que la empresa podría incumplir su palabra: “Nosotros contratamos un servicio a una empresa privada de X cantidad de ambulancias, unas son de terapia intensiva y otras comunes (no tripuladas por médicos) los empleados los pone la empresa. Hoy lo están cumpliendo, si después del 15 lo cumplen lo vamos a corroborar”, aseveró Benelbaz.

Una versión totalmente distinta brindó el titular del Sindicato Médico, Daniel Sanna: “Hoy termina el último día de trabajo de los 14 médicos del 107. Ahora salen a buscar gente. Han estado funcionando este fin de semana con 2 o 3 médicos, de 12 ambulancias tituladas’, aseguró en diálogo con el programa Banda Ancha que emite Canal 13 San Juan.

El gremialista agregó que desde la empresa prestadora “salieron a buscar médicos a San Luis y a Mendoza”, pero que esta iniciativa no prosperó. “No han conseguido cumplir con el convenio que tienen con el Ministerio de Salud Pública”, afirmó.

El conflicto se desató hace una semana cuando los médicos presentaron la renuncia tras afirmar que cada guardia está trabajando con solo cuatro médicos, mientras que el pliego de licitación indica que deberían ser doce. A ese reclamo se sumó la falta de protocolos para atender a una trabajadora del 107 que sufrió un accidente.

Con respecto a la denuncia, Sanna apuntó contra Salud Pública al considerar que “no toma las medidas que tiene que tomar” y que a raíz de ello “no se sabe cómo van a garantizar el servicio”.

Por último, el sindicalista advirtió sobre una eventual contratación de personal no capacitado: “Para esto, deben tener la cantidad necesaria y no la han tenido nunca. Quien suba arriba de una ambulancia debe estar preparado y hay gente que no está preparada”, alertó.

Cabe consignar que además del conflicto con el 107, el sindicato lleva adelante una disputa con la empresa por la falta de aportes.