Es por la superpoblación de perros en la localidad y el peligro que representan cuando muerden en la vía pública.


La Dirección de Control Canino fue creada en septiembre del 2017 con el propósito de educar al vecino local sobre la tenencia responsable de canes, de establecer un registro obligatorio de los mismos mediante micro chip y castraciones, y de inspeccionar y multar a aquellos casos que no cumplan con los requerimientos establecidos.

Al mismo tiempo, los inspectores de esta área se encargan de actuar ante las denuncias por mordeduras, notificando a los dueños de los perros involucrados; y también se ocupan de la adopción de animales para que no circulen a la deriva por la ciudad.

Analía Taverna, referente principal de dicha Dirección, informó que actualmente están promoviendo un voluntariado; al respecto manifestó “somos poquitos en nuestro equipo, de hecho tenemos sólo tres inspectores, una administrativa y el móvil de control canino que es el hombre que nos da una mano cuando hay denuncias de perros mordedores y que actúa con los chicos de inspección en los recorridos y las denuncias. Sería genial que la gente a la que le gusten los animales pueda darnos una mano”.

Básicamente, este voluntariado promueve la asistencia y el acompañamiento ah honorem del vecino local desde distintos lugares de trabajo; “se puede hacer un voluntariado de campo que sería para ayudarnos a limpiar a los animales, después tenemos el voluntariado de paseo, el voluntariado de adopciones, en el que deberían ayudarnos a publicar a los perros para encontrarles familias responsables” puntualizó la referente.

Asimismo, la propuesta está orientada a personas mayores de 18 años, las cuales podrán contar con un manual que les permitirá interiorizarse en el trabajo a realizar, y si están de acuerdo con la labor deberán firmar un contrato.

Por otra parte, Taverna se refirió a la indiferencia con la que tratan algunos vecinos locales la problemática de los perros en la vía pública e hizo hincapié en la importancia de actuar en favor de la causa, “los inspectores tienen la mejor predisposición para trabajar, el tema es que la gente no tiene la misma predisposición de escuchar, incluso les ha pasado de que los maltraten, les cierren la puerta, que los miren por la ventana desde la cortina. Uno quiere hacer un bien y te maltratan; lo que queremos y lo que quiere la población es que el perro esté dentro de su patio porque es complicado andar en la calle sino”, enfatizó.

En cuanto a las denuncias recibidas, la funcionaria expresó que este año han incrementado notablemente con respecto al año anterior, subrayando “últimamente hay muchas mordeduras, desde en las cubiertas de los autos hasta las generadas al ser humano, en niños, jóvenes, adultos y hasta en ancianos. Este año ya llevamos más de 30 denuncias en donde el 95% son por mordeduras. Inclusive hay muchísimos ataques de perros contra otros perros más chicos”.

Asimismo, recordó que en caso de sufrir una mordedura es importante que la persona afectada, o un familiar de la misma, se comunique con esta Dirección ni bien suceda el hecho, y agregó “este último tiempo estuvimos implementando la acción de acercarnos al hospital, cuando la persona estaba ahí, para que no tenga que ir hasta control canino. Entonces vamos, tomamos la denuncia y después se le pide que la retire en control canino pero nosotros ya tenemos identificado al perro. Esto es así porque no podemos actuar sin una denuncia”.

De esta manera, una vez establecida dicha acción, los inspectores visitan al dueño del perro agresor, le piden que mantenga al animal dentro de sus instalaciones para que no llegue a la calle, y en el caso que no se cumpla con el pedido se les hace una infracción, las cuales no sólo son por perros mordedores. En cuanto al procedimiento llevado a cabo, explicó “se captura al perro, si tenemos identificado al dueño se le labra la infracción y el acta de captura. Luego se lleva al animal a la Dirección de Control Canino, en donde está por diez días por la Ley Nacional antirrábica que tiene que tener un control de diez días”.






Comentarios