Diferentes grupos de desocupados de la zona norte de la provincia de Santa Cruz se encuentran desde hace dos días reclamando empleo en las rutas provinciales. El pedido es directo al gobierno de Santa Cruz, encabezado por Alicia Kirchner.

En primer término quienes iniciaron la manifestación son desocupados de Pico Truncado y Las Heras, y luego otro grupo de desocupados en el acceso norte a la ciudad de Caleta Olivia.

En Pico Truncado el corte se realiza sobre la Ruta 43, “a la altura del Bridasaurio”, en tanto en Las Heras los cortes se realizan en los caminos hacia los yacimientos petroleros. Sobre la ruta 43 hacia Perito Moreno y hacia Pico Truncado. Asimismo la Ruta 18 que va hacia el yacimiento Los Perales.

Durante las primeras dos jornadas se notificaron algunos hechos en esos caminos alternativos a los yacimientos, donde vehículos sufrieron rotura de vidrios.

En todos los casos, desde la policía se realizaron las actuaciones pertinentes y en función de ello se iniciaron investigaciones.

Paralelo a ello, prosigue una protesta de desocupados de la actividad petrolera en la playa de tanques de YPF, ubicada en el acceso norte de Caleta Olivia, camino al cementerio. Se apostaron ayer, personal de Prefectura Naval Argentina para la custodia el lugar, que por ahora es un reclamo pacífico.

Juan "Toja" Carbajal.Via Caleta Olivia

En tanto, sobre la ruta nacional 3 un grupo de 30 personas aproximadamente decidió cortar el acceso a camiones y camionetas de la industria productiva reclamando que hace más de un año no tienen respuestas sobre puestos de empleo.

Juan “Toja” Carbajal expresó que “los compañeros se cansaron de esperar. Estuvieron un año y 5 meses esperando solución, el último conflicto fue el 14 de diciembre de 2020, hicimos presentaciones por todas partes, y tuvimos el compromiso de funcionarios pero nunca se cumplió”.

Actualmente hay 200 personas capacitándose en cursos de minería, con la “promesa” de poder ingresar a la industria. “Hasta ahora  no pudimos conseguir ningún puesto; es más estiran los cursos y no son rentados, la gente se cansó. Si hay compromiso que haya en serio”, indicó Carbajal y agregó: “se podría dar una ayuda de 30 mil pesos hasta que cada uno de los que se están capacitando entren a trabajar; para solventar sus alquileres, los servicios, y para poder comer”, sentenció.