Santiago Silvoso atropelló a la joven en 2014. Está acusado de "lesiones culposas gravísimas".


El 5 de abril de 2015, el corredor de autos Santiago Silvoso (40) chocó alcoholizado contra el vehículo en que viajaba Macarena Mendizabal (25) y la dejó en estado vegetativo. El hecho ocurrió en la Costanera porteña, cuando la joven volvía de bailar junto a sus amigos. Este lunes comenzó el juicio en el Tribunal Oral Criminal Nº24.

Silvoso, acusado de “lesiones culposas gravísimas”, esperó el juicio en libertad. Mientras tanto, Macarena permanece internada en su casa con respiración artificial, y desde hace cuatro años es asistida por más de 15 profesionales.

Silvoso arribando al juicio (Foto: captura TN)

Durante la primera audiencia, Silvoso -que la noche del accidente manejaba con 1,46 gramos de alcohol por litro de sangre- leyó una carta en la que negó las acusaciones, y hasta se quebró en llanto. El hombre aseguró que no cruzó con el semáforo en rojo, y dijo que no manejaba con exceso de velocidad.

El amigo de Macarena que manejaba el auto en el que viajaba la joven se presentó en calidad de testigo, y dijo que lo único que recuerda es haberse subido al vehículo. También declararon dos amigas de la víctima, quienes insistieron en que Silvoso conducía a alta velocidad y aseguraron que el auto de su amiga había cruzado el semáforo en verde.

La familia de la joven pide que se considere como agravante el estado de ebriedad, la velocidad a la que conducía el acusado, y que no haya intentado ayudar a los involucrados. En diálogo con TN, la madre de la víctima sostuvo que “el caso de Maca tiene que marcar un precedente”. Y agregó: “Con el corazón pido una perpetua”.

Las próximas cuatro audiencias serán el 1, 7, 9 y 21 de octubre, mientras que el turno de los alegatos será el 29.

Los padres de Macarena (Foto: Infobae)




Comentarios