Los efectivos que hacen los controles en la ciudad serrana notaron al chofer muy nervioso, le pidieron revisar la carga y confesó qué había en la caja.


Este miércoles se dio una situación insólita, y al mismo tiempo lamentable, en un puesto de vigilancia de Tandil: descubrieron que un camionero llevaba a dos personas escondidas en la caja que pretendían entrar de forma ilegal a la ciudad serrana.

Todo comenzó cuando los agentes pararon al camión para hacer un control de rutina y notaron al chofer muy nervioso. Ante esa situación, el hombre consultó con sus superiores y aprovechando que había policías le pidieron que abriera la caja del vehículo.

Tras el pedido, el conductor confesó que traía escondidas en la caja a dos personas que buscaban ingresar a Tandil, localidad que se encuentra en Fase 5, donde la cuarentena es mucho más laxa que en otros partidos de la provincia de Buenos aires.

“Son conductas humanas que no son sencillas de entender. No entienden que su irresponsabilidad puede echar por tierra la actividad de miles de personas que están haciendo las cosas bien. Miles entre vecinos, inspectores y trabajadores que hacen todo lo que hay que hacer para que el virus no entre en la ciudad”, explicó el director de Control Vehicular de la ciudad, Walter Villarruel, en diálogo con Radio Tandil.

No es la primera vez que la ciudad serrana tiene una maniobra de este tipo: al inicio de la cuarentena un hombre fue demorado por la policía la descubrir que intentaba ingresar a un country a su empleada doméstica escondida en su auto.

Fuente: Radio Tandil




Comentarios