El costo de vida en Argentina se incrementó un 36% durante el 2020. Al igual que ocurre mes a mes y año a año la suba de precios es mayor al de los salarios, que aumentaron un 20% en el mismo año. Luego de 10 meses de la llegada del coronavirus al país, quedando atravesado por una pandemia que impactó en la economía nacional y mundial, se le suma el efecto de la inflación en suelo argentino. ¿Qué es la inflación? El aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios en el mercado lo que provoca una pérdida del valor del dinero. Esto se mide durante un período de tiempo, en este caso hacemos referencia a las variaciones que se produjeron en los últimos doce meses.

Estos aumentos se producen mes a mes e impactan en el consumo y calidad de vida de los ciudadanos, afectando a las economías regionales y nacionales. Es por esto que en VíaPaís desarrollamos un método de control mensual y periódico para detectar picos abruptos que puedan llegar a producirse y generar contenido de interés para nuestros lectores.

Ante este planteo, desde VíaPaís comenzamos en el mes de agosto a realizar un relevamiento de precios en supermercados de las 23 capitales provinciales y en las principales ciudades para, obtener una noción sobre la dispersión de precios dependiendo del lugar en el que se adquiera el producto, y para detectar subas o bajas significativas en alguno en los 45 productos incluidos en nuestra lista.

A la hora de planificar este listado se tuvo en cuenta la incorporación de productos de uso o consumo diario en los hogares argentinos, los mismos se dividen en cinco rubros: almacén, carnes, lácteos, frutas y verduras, e higiene y limpieza. El relevamiento se realiza el último miércoles de cada mes en cada lugar con el objetivo de obtener información directa y diversa, procesando los precios para poder generar artículos de interés para el público, ya que el ritmo del aumento de precios (que es sumamente mayor al de los salarios) es una preocupación diaria en nuestra sociedad.

Compras en supermercados. (Foto: Clarín)

El contar con un registro de este tipo -del que participan casi 40 periodistas de todo el país- donde mes a mes se notan los incrementos, nos permite como medio de comunicación tener parámetros para medir diferencias y posibles disparadores de notas que influyen directamente en el día a día de nuestros lectores. Un claro ejemplo fue la suba repentina del precio del tomate en el mes de septiembre: el aumento de un mes al otro fue de hasta un 174 % y la diferencia entre las góndolas de las provincias llegó a ser de $200 por un kilo de este alimento. Al detectar este abrupto incremento, pudimos resolver en cuestión de minutos la elaboración de una nota con datos propios, basándonos en información federal, ya que los datos no solo son de la Ciudad de Buenos Aires y los alrededores. Al mismo tiempo le solicitamos a los especialistas que tenemos en el área del Campo que elaboraran una nota explicando las razones de por qué se habían dado las condiciones agrícolas para dicho aumento.

Nuestro relevamiento sigue una metodología propia –no equiparable con la de un organismo especializado en medición de precios– y se propone analizar la evolución de los costos en las góndolas a lo largo y ancho del país mes a mes. Si bien es cierto que no es la única medición que se realiza de este tipo (el Instituto Nacional de Estadística y Censo del Gobierno lleva adelante uno llamado “Canasta básica”), lo positivo que encontramos en realizar una medición propia es incrementar la relación de confianza con nuestros lectores.

Nuestra metodología

Los periodistas de cada una de las redacciones que integran VíaPaís son los encargados de recoger los datos directamente desde las góndolas de los comercios (estos son siempre los mismos y no se tienen en cuenta los precios promocionales). Una vez recabado todos los datos, se procesan para detectar disparadores que ayuden a analizar diferentes variaciones ya sea por aumentos de precios mes a mes o por un incremento sustancial en la diferencia entre las góndolas de cada ciudad.

El periodismo de datos demanda tiempo ya sea para el procesamiento como para la elaboración de contenidos basados en este; por esta razón algunas redacciones lo dejan de lado por no contar con tiempo y/o periodistas para llevarlo adelante. Pero desde Vía País lo vemos como una posibilidad de generar contenidos diferenciales y de interés para todo el país al tener presencia en cada provincia. Es por esto recorrer los supermercados, volcar los datos en planilla, profundizar en los número obtenidos y elaborar notas para nuestro medio no es tiempo perdido, sino invertido en la generación de material diverso y exclusivo.

Esta nota fue producida por Julieta Rico para Internatinal News Media Assciation