Mauro Viale mantenía una relación muy especial con Diego Maradona. La cercanía venía desde el tiempo en que el periodista se dedicada al rubro deportivo y vivía en La Paternal.

//Mirá también: Murió Mauro Viale: así fueron sus últimos días

En los años en que “Mediodía con Mauro” era furor –“Jarrongate” mediante-, el astro del fútbol fue al piso, con el objetivo de tener una charla distendida con Viale.

Corría el año 1997, cuando Maradona había vuelto al país para jugar en Boca Juniors. El día que “el 10” aceptó, como no podía ser de otra manera, el estudio estaba repleto de gente. Además de tribuna con público, fueron de la partida Guillermo Cóppola y Jacobo Winograd, entre otros personajes destacados de la época.

En medio de la entrevista, Diego dijo que tenía hambre. Viale no pudo hacer otra cosa que complacer al jugador y encargó varias cajas de pizza de jamón y morrones en un conocido local de la avenida Corrientes.

Al llegar la comida, todos parecieron olvidarse que había un programa en vivo. Repartieron las porciones de pizzas y hasta hicieron “enojar” al conductor cuando dejaron una gaseosa con la marca a la vista.

El periodista, en tono de chiste y haciendo referencia a la pizza, dijo sobre Maradona: “No puede, tiene que jugar el domingo”. De inmediato y fiel a su estilo, Diego respondió: “Sí que puedo, ¿cómo no voy a poder?”.

//Mirá también: Murió Mauro Viale: periodistas, políticos y figuras del espectáculo lo despidieron

En esa oportunidad, el futbolista le envío saludos a Jonatan Viale, hijo De Mauro, que en ese momento tenía la tibia fracturada, producto de un golpe que sufrió jugando a la pelota.

En ese marco, y en medio del almuerzo improvisado, pudieron hablar también hablar sobre temas más serios, como de la suspensión por doping de la que estaba volviendo Maradona, la política, y de la detención que su entonces amigo Cóppola, que había sucedido el año anterior.