En plena segunda ola de contagios de coronavirus en el país y ante el posible colapso del sistema sanitario, el viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, advirtió que si no bajan los casos de COVID-19 para el invierno se podría llegar a una tercera ola “más potente y sin margen”.

// Mirá también: Segunda ola de COVID: el Gobierno ratificó que “se van a ajustar los controles”

“Estamos con muchísimas posibilidades de que el sistema de salud no esté a la altura de atender la demanda”, indicó el funcionario bonaerense ante el aumento de casos de coronavirus.

Nicolás Kreplak / Gobernación de la Provincia de Buenos Aires

“Cuando hay una curva de ascenso rápido no es lo mismo partir de 200 o 300 casos que partir de 3.000 o de 5.000. La velocidad se va a poner geométrica según la base de contagios que uno tenga en circulación comunitaria. Eso nos podría exponer en invierno, cuando empiece a bajar la temperatura, a una nueva ola que podría ser mucho más potente y sin margen”, advirtió Kreplak en declaraciones radiales a El Destape.

En este sentido, el funcionario señaló: “Tenemos que bajar mucho la cantidad de casos” ya que detalló que “en la provincia tenemos un promedio de 11.000 diarios y tendríamos que bajarlo a menos de 3.000”, aunque reconoció que es un desafío.

Ante este escenario complejo, destacó que si pasan 5 o 6 semanas más sin una ola de contagios como la que castigó al sistema de salud recientemente, se podría “llegar en condiciones distintas” al invierno próximo.

// Mirá también: Endurecen los controles en accesos a la Ciudad: una a una, las nuevas medidas

Medidas más restrictivas

En el marco de las nuevas restricciones que evalúa el Gobierno nacional, el segundo de la cartera sanitaria bonaerense insistió en la necesidad de que “las restricciones se endurezcan más”. “Necesitamos aprovechar que empezaron a bajar los casos y que bajen más rápido, y lo bueno es que con las medias que se tomaron se pudo ver un efecto”, remarcó Kreplak.

Camas de terapia intensiva (Télam)LVI | 0

“Si tomamos medidas mal tomadas, la eficacia es menor y la duración en el tiempo de las medidas tendría que ser mas larga. Pero si nosotros tomamos medidas bien tomadas, de consenso, fuertes, todos juntos, y que la sociedad entienda que tiene que cumplirlas por un período de tiempo acotado van a tener un efecto más potente y pueden ser más cortas”, puntualizó.

Consultado por el endurecimiento de las medidas de restricción, el funcionario puso el foco en que más allá de las medidas, “lo importante es bajar la circulación y también es importante que haya un acuerdo”. Aludiendo a los conflictos que hubo entre el Gobierno nacional y la Ciudad de Buenos Aires.