El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, aseguró que la segunda ola de coronavirus que azota al país, y especialmente al AMBA, “es insostenible” y cuestionó a quienes “se quejan” de las restricciones porque en Europa “con seis o siete veces menos de casos ya se cierra todo”.

//Mirá también: Convocatoria para donar plasma: experiencia de los donantes y la posibilidad de salvar vidas

“Por suerte, es cierto que en los últimos días no se ve un crecimiento (de infectados) tan vertiginoso como se veía antes, producto, justamente, de que el Gobierno ha tomado medidas de restricción bastante importantes”, destacó por otra parte este sábado Kreplak.

El viceministro de Salud de Buenos Aires, Nicolás Kreplak. (Clarín)

Estas declaraciones las hizo en diálogo con el programa “Secreto de Sumario” (Radio 10), donde también advirtió que “seguimos en un nivel de casos que es insostenible para el sistema de Salud”, por lo que “no es que podemos empezar a relajarnos porque dejó de subir o incluso empezar a pensar en hacer aperturas”, sino “más bien todo lo contrario”.

“Estamos entre cinco y seis o siete veces el índice que está planteando (la canciller alemana) Angela Merkel en Europa. Está muy bueno tener la cosa tabulada, en la Provincia lo venimos haciendo con el sistema de fases y la capacidad del sistema de Salud; tenemos muchos distritos en Fase 2. Para algunos que no entienden o que se quejan cuando decimos que queremos cerrar actividades, como si fuera algo que solamente pasara acá, el índice de Merkel es seis veces más sensible, ante seis veces menos de casos, ya se cierra todo”, argumentó.

//Mirá también: Se endurece el conflicto en Vaca Muerta y crece el desabastecimiento por los cortes de ruta

La situación en Europa

A lo que se referia Nicolás Kreplak es a la aprobación del Parlamento alemán de un “freno de emergencia” presentado por el gobierno de ese país, para poder de decretar restricciones severas hasta el 30 de junio si los contagios alcanzan los 100 por cada 100.000 habitantes.

Angela Merkel

Kreplak sostuvo que las discusiones entre la administración bonaerense y la porteña “deben ser superadas y, en el fondo, son lo de menos porque estamos en una situación absolutamente crítica en la que se mueren todos los días cientos de personas, miles de enfermos, un sistema de salud muy mal y una economía muy golpeada”.

Pandemia y política

“Esos son problemas reales que van más allá de las discusiones políticas y del intento de hacer campaña. Nosotros hablamos con las autoridades sanitarias de la Ciudad y con todos los que haya que hablar. No importa si alguien se ofende, hay que desofenderse y seguir trabajando”, puntualizó.

“Por ahora, la única (medida) que está en análisis es bajar la circulación y seguir el plan de vacunación”, concluyó el funcionario, pero dejando en claro que cualquier decisión será analizada con el Poder Ejecutivo Nacional y sobre la base de “los números de la próxima semana”.