El exministro de Economía Roberto Lavagna, el referente de la oposición dialoguista del gobierno de Alberto Fernández, hizo saber que está en contra de que el año que viene se realicen las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), por considerar que son un "capítulo agotado".

Así lo indicó a La Voz el diputado Alejandro "Topo" Rodríguez, presidente del bloque Consenso Federal, que integra junto con Graciela Camaño y Jorge Sarghini.

"Ya el año pasado, Roberto Lavagna fue muy claro al respecto: las elecciones primarias son un capítulo agotado. Lo que ahora han planteado algunos gobernadores, suspender las PASO, es razonable y hay que hacerlo", dijo Rodríguez.

Aludió de esta manera al sanjuanino Sergio Uñac y al salteño Gustavo Sáenz, que se han pronunciado a favor de suspender las primarias.

A estos mandatarios se les sumó este viernes el cordobés Juan Schiaretti: el diputado Carlos Gutiérrez, presidente del bloque Córdoba Federal, dijo a La Voz que "el sentido común indica que no se puede someter a la sociedad a una doble elección para elegir a la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado".

"Que cada partido elija sus candidatos en elecciones internas”, dijo el dirigente riocuartense, el dirigente de mayor confianza del mandatario provincial.

Al respecto, para el presidente del bloque lavagnista de la Cámara Baja, "en este momento difícil que vive la Argentina, con mucha suerte apenas empezando a salir de la pandemia, hacer dos elecciones el año que viene sería no entender en qué hay que poner las prioridades".

"No se puede estar un año entero en campaña. Vayamos a votar en octubre de una sola vez y, antes, trabajemos unidos, sin peleas y con mucho diálogo para crear trabajo, que es lo que hace falta", dijo Rodríguez a La Voz.

La postura de Schiaretti y Lavagna no solamente tiene peso político sino que se traduce directamente en votos para la posible suspensión de las PASO: se trata de siete diputados nacionales en total que podrían acompañar al Frente de Todos (FDT) en la voluntad de no realizar las primarias.