Por amplia mayoría, la Cámara de Diputados aprobó ayer el proyecto para postergar cinco semanas tanto las Paso (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) como las elecciones generales, por la pandemia del Covid-19. El proyecto del Poder Ejecutivo recibió 223 votos afirmativos, 3 negativos y 8 abstenciones, y ahora será el turno del Senado, donde se espera un trámite rápido.

// Mirá también: Impuesto a las Ganancias: Martín Guzmán demora la salida de los cambios

Bajo la mirada del ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro —que asistió al recinto —, el Frente de Todos consiguió la media sanción por consenso en la antesala del tratamiento de las dos leyes más resistidas por la oposición: la reforma del Ministerio Público Fiscal —que ya tiene dictamen— y la delegación de facultades al presidente, que se votará hoy en la Cámara alta.

Fachada de la Cámara de Diputados de la Nación.

Los rechazos fueron de Fernando Iglesias (Pro), Álvaro De Lamadrid (UCR) y Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista) y las abstenciones, de Héctor Baldassi, Martín Grande, Héctor Stefani y Graciela Ocaña por el Pro; Mario Arce y Alejandro Cacace por la UCR; Nicolás Del Caño (PTS) y Beatriz Ávila (Partido de la Justicia Social).

La iniciativa pospone las PASO del 8 de agosto al 12 de septiembre, y las elecciones generales, del 24 de octubre al 14 de noviembre, con el fin de ganar tiempo en el proceso de vacunación y evitar las temperaturas invernales. La Cámara Nacional Electoral deberá adecuar todo el calendario electoral en función de las nuevas fechas.

“El que impida votar en Argentina la va a pagar muy caro. Va a ser imposible que eso ocurra”, subrayó hacia el final del debate Mario Negri, y aclaró que “la decisión de apoyar esta ley la tomó la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio por unanimidad, no es problema de halcones y palomas”.

El debate

“Este proyecto es fruto del respeto, del diálogo y de la obtención de consensos políticos”, destacó el presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Hernán Pérez Araujo, y agregó que “la virtud radica en que al fin pudimos analizar la aprobación de un proyecto sin encuestas en la mano, priorizando cuestiones que no tienen que ver con lo electoral”.

Pablo Yedlin, titular de la Comisión de Salud, destacó que “la pandemia empieza a mostrar una salida posible con las vacunas y con consensos políticos amplios que se ocupen de los problemas de la gente”, y aseguró que “la prórroga de las PASO nos permitirá ir a la votación con más argentinos vacunados”.

“Ojalá lo cumplan”, sugirió, por su parte, la diputada Silvia Lospennato (Pro), que celebró el entendimiento alcanzado y aprovechó para pedir por la vacunación de las autoridades de mesa que trabajarán en los comicios.

Desde la UCR, Gustavo Menna recordó que el proyecto “vino precedido de ‘dimes y diretes’”, primero con “una intentona de suspender las PASO” plasmada en un proyecto que fue presentado con la anuencia de gobernadores. “Nos parecía incorrecto limitar una instancia de participación”, señaló el chubutense.

Luego, recordó, surgieron las versiones sobre la posibilidad de unificar las primarias con los comicios generales. “Esto era una ley de lemas encubierta, que también rechazábamos por las consecuencias nefastas que tiene en las provincias en las que se aplica para desvirtuar el sentido de la voluntad popular”, planteó.

El diputado Juan Manuel López, de la Coalición Cívica, destacó que “varios tuvieron que ceder sus posiciones y eso merece un reconocimiento”. “Sabemos que había gobernadores de Juntos por el Cambio y del Frente de Todos que no querían PASO, y también legisladores de distintas fuerzas con distintos proyectos”, apuntó.

Fruto de las negociaciones con el Gobierno, la principal bancada de la oposición logró incluir una cláusula que garantiza que no se cambien las reglas del juego en pleno proceso electoral. Esto significa que las PASO no podrán suspenderse bajo ningún concepto, y tampoco se podrán volver a retocar las fechas.

DIPUTADOS. Empiezan a tratar el proyecto (Archivo).

“La presente ley no podrá ser modificada ni derogada durante al año calendario en curso, en tanto regula un derecho público subjetivo de los partidos políticos, instituciones fundamentales del sistema democrático, a elegir a sus candidatos a los cargos electivos previstos en la Constitución Nacional”, indica, en ese sentido, el artículo 6.

Los bloques minoritarios de la oposición acompañaron la votación, pero plantearon críticas. “¿Qué es lo que se está festejando? ¿Qué dos bloques mayoritarios se pusieron de acuerdo en fijar fechas de elecciones? Es la conclusión triste y amarga de que no son capaces de ponerse de acuerdo en políticas para sostener y contener las consecuencias de la pandemia”, lanzó Alejandro “Topo” Rodríguez (Consenso Federal), y pidió avanzar con la boleta única de papel.

//Mirá también: Axel Kicillof arremetió contra Horacio Rodríguez Larreta: “Debería empezar por acatar las leyes”

José Luis Ramón, jefe de Unidad Federal para el Desarrollo y autor de uno de los proyectos para suspender las primarias, sentenció: “La fecha de las PASO no la vamos a poner nosotros, la va a poner la pandemia”. Además, denunció que el acuerdo con Juntos por el Cambio fue logrado a través de un “apriete” para incluir la “cláusula cerrojo”.

Caducidad de los partidos

Paralelamente al corrimiento de fechas electorales, Diputados convirtió en ley otro proyecto que suspende dos de las causales por las cuales los partidos políticos pueden perder su personería: la no realización de elecciones internas y no contar con el mínimo de afiliaciones, debido a la pandemia. La votación resultó por unanimidad (235 afirmativos).

Por la corresponsalía de Buenos Aires.