Las dos acusadas por el asesinato de Lucio Dupuy, el pequeño pampeano de 5 años, están detenidas en San Luis; se trata de su madre Magdalena Espósito y su pareja Abigail Páez. “A las dos se le fue las manos”, aseguró Erica, madre de Abigail.

La mujer dialogó con Eduardo Feimann en Radio Rivadavia y detalló que a Lucio lo conocieron cuando tenía 3 años y remarcó que la relación de su hija con Magdalena era tóxica. Al mismo tiempo insistió con que la madre del niño no los dejaba verlo.

Lucio era mi nieto y no me dejaron entrar en el hospital. Es una criatura y era parte de nosotros”, sostuvo Erica y detalló que últimamente solo lo veían cuando pasaba para ir al jardín ya que tenían que pedirle permiso a la madre para verlo.

Abel Lucio Dupuy, niño de 5 años asesinado a golpes

Sobre el día del crimen, la mujer detalló que Abigail fue quién encontró inconsciente a Lucio que estaba al cuidad de Magdalena y lo llevó la hospital: “Ella me dijo que llegó y encontró al nene inconsciente. Trató de reanimarlo y él empezó a convulsionar y por eso va al hospital”.

“A las dos se le fue las manos. Están en el mismo caso. Abigail por amor se callaba, no era violenta”, sostuvo y agregó: “Quiero que quede claro que sé que Abigail tiene algo de culpa y tiene que pagar”.

Al mismo tiempo, Erica detalló que Abigail y Magdalena “peleaban mucho” y que ella no iba a su casa. Para concluir, la mujer insistió: “No estoy a favor de Abigail, solo pido justicia por Lucio. Quiero salir a la calle, tenemos que vivir con mi familia”.