Luego de más de 20 días, el policía que se intoxicó al tomar un batido salió de terapia intensiva y está fuera de peligro. Ya en una sala común, las autoridades analizarán si está en condiciones de declarar en la causa que involucra a su esposa, quién intentó envenenarlo.

//Mirá tambén: Padres de una escuela denunciaron que sus hijos se intoxicaron por la comida del comedor

Según detalla La Arena, Gabriel Páez Albornoz evoluciona favorablemente y por eso fue trasladado en las últimas horas a una sala común del hospital Lucio Molas. Los profesionales remarcaron que está fuera de peligro.

La Pampa. El policía que está en coma (Foto El Diario).

Ahora se espera la intervención de los oficiales de la Oficina de Atención a la Víctima y el Testigo, pero para ello deberán contar con la ayuda de un médico forense que evalúe si el paciente está en condiciones de declarar ya que estuvo en terapia con respirador por casi un mes.

En cuanto al esclarecimiento del caso, el Ministerio Fiscal espera que Senasa envíe los resultados definitivos del batido que tomó el oficial para ver si se puede determinar “la trazabilidad del producto para ver si se puede saber dónde lo compró”.

Cómo inició la investigación por el policía envenenado en La Pampa

El episodio se produjo el pasado 7 de septiembre, cuando el uniformado se descompensó y su salud se deterioró por haber tomado un batido.

Vale recordar que por la ingesta de este alimento, murió el perro de Páez Albornoz. Al analizar el vaso y licuadora donde se preparó la bebida, se detecto que se había utilizado un fuerte insecticida que se usa en los campos: Metomil 90.

Por esto, la esposa del policía quedó detenida por “tentativa de homicidio agravado por el vínculo”. El fiscal Cazanave, detalló que además de la actitud fría de la mujer al recibir los partes médicos, ella era la única que podía tener acceso a la licuadora con la que se preparó el batido.

A la espera de que declare su esposo, la mujer está con arresto domiciliario controlado con una tobillera electrónica ya que debe cuidar al hijo que tuvo con Páez Albornoz y no tienen familiares en el lugar.

//Mirá también: Denuncian que unas 15 empresas arrojan residuos contaminantes sobre el río Paraná

Como se sospecha que el envenenamiento se dio en medio de una situación de violencia de género, se pidió que se analice si la mujer no realizó denuncias previas. Por el momento no hay información.