Un adolescente de 15 años mató de una puñalada en el cuello a un delincuente que intentó robarle a su novia.

Según relató el joven, se encontraba junto a su novia tomando tereré en el Jardín Botánico hasta que se acercaron dos personas con la intención de asaltarlos.

También contó que uno de los ladrones arrastró a la joven por el suelo, por esta razón quiso defenderla y atacó al delincuente con un cuchillo que tenía para cortar hielo.

Uno de los ladrones murió en el acto y quien lo acompañaba se dio a la fuga.

Al día siguiente del hecho, el menor se entregó a la Policía acompañado de su papá en el barrio Nueva Pompeya, Santa Fe.