El gobernador Omar Perotti ratificó este jueves el plan para empezar el ciclo lectivo en Santa Fe con actividades presenciales. Al respecto, aseguró que es posible “iniciar las clases sin vacunar a los docentes” contra el coronavirus.

El titular de la Casa Gris recordó que el protocolo sanitario que se usó el año pasado con la venia del Consejo Federal de Educación permitió reabrir escuelas en más de 150 localidades. A continuación, aseguró que el 15 de marzo se iniciará la actividad en las aulas con “grupos más pequeños” dentro de un sistema bimodal. Es decir, algunos días habrá encuentros presenciales y en otros serán a distancia.

La iniciativa del Ministerio de Educación de la provincia no es bien vista por los gremios. Sin embargo, el rafaelino sostuvo van a “trabajar para cuidar a todos los trabajadores y a los chicos”. Asimismo, reiteró que sigue en pie el criterio de “privilegiar a los docentes” dentro de la campaña de inmunización contra el COVID-19.

La estrategia diseñada por los sanitaristas ubica a quienes trabajan en las escuelas en tercer lugar dentro de la lista de prioridades para aplicar las vacunas hasta marzo y estiman que requerirán 90 mil unidades. La inoculación comenzará una vez que terminen de cubrir al sector de salud, las fuerzas de seguridad y los geriátricos.

Perotti estuvo acompañado por la ministra de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, Silvina Frana, en un acto en la ciudad de Santa Fe. Allí se abrieron los sobres de la licitación para construir 220 viviendas en el barrio Esmeralda Este II.