“Hay que hacer un esfuerzo”, concluyó Omar Perotti ante las críticas por la vuelta repentina de clases presenciales de secundaria en Rosario y Santa Fe. Ante la ola de frío y algunos problemas edilicios para afrontarla, afirmó: “Las mejores condiciones son un alumno en el aula”.

//Mirá también: Santa Fe niega que vuelta a clases presenciales de secundaria sea “intempestiva”

“Los tiempos cambiaron. Nosotros íbamos a la primaria con bufanda, gorro y así estábamos en el aula”, manifestó el rafaelino sobre los inconvenientes para reabrir las escuelas en invierno. Al mismo tiempo, aseguró que reforzarán los trabajos durante el receso para mejorar las instalaciones que no aún no están aptas.

“Pareciera que si no tenés un grado de resguardo adentro, no están dadas las condiciones mínimas”, observó Perotti. Sobre la convocatoria a clases presenciales, remarcó: “Es optativo, nadie está obligando un padre a que lleve a su hijo si no está con la tranquilidad de que aún hay que tomar los resguardos”.

//Mirá también: Vuelven las clases presenciales en las secundarias de Rosario y Santa Fe

Durante una conferencia de prensa, el gobernador explicó que la decisión tomada el día anterior obedece a los tiempos para analizar los indicadores sobre coronavirus. “La evolución afirmaba la tendencia a la baja y no se esperó un minuto, se planteó en ese momento ¿Por qué desaprovechar un día?”, aseveró.

El ex senador nacional recordó en Rosario que la Casa Gris mantiene la postura que había definido cuando tuvieron que suspender la asistencia a las aulas. En ese sentido, recordó que “cada mejora en la disminución de casos y utilización de camas iba a ser a favor de la educación y la vuelta a la presencialidad”.