El Gobierno de Santa Fe informó este lunes que “no hay variantes previstas en la modalidad de trabajo de los agentes de la administración pública provincial”, luego de que el Gobierno nacional establezca la “estricta y prioritaria prestación del trabajo remoto” para los estatales.

“Si bien se está siguiendo atentamente la progresión de casos de coronavirus en varios puntos del país, la evaluación sanitaria en curso no muestra indicadores para variar la modalidad de trabajo de las empleadas y empleados públicos santafesinos”, señalaron desde el Ejecutivo provincial a través de un comunicado.

Y agregó: “Hasta el momento, no se encuentra en vigencia un nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia de alcance nacional u otra medida nueva que establezca una modificación en el cumplimiento habitual de tareas o establezca la eximición de asistencia a los lugares laborales”.

El texto indica también que en caso de haber cambios a las medidas dispuestas en el decreto provincial 270 del 20 de marzo de 2021 “serán debidamente comunicados para mantener los dispositivos laborales a pleno cumplimentando desde otras modalidades posibles”.

El decreto 270 dispone los alcances en la provincia del Aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO), que regirá hasta el 31 de marzo de este año.