A menos de dos semanas del final de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol, los contagios de coronavirus en la ciudad capital se aceleraron a contramano de lo que ocurre a nivel provincial. Dentro del Ministerio de Salud indican que los casos subieron por los festejos de hinchas de Colón tras la final.

//Mirá también: Eduardo Domínguez confesó que durmió abrazado a la copa luego del campeonato de Colón

El director de Tercer Nivel de Atención, Rodrigo Mediavilla, apuntó que el salto en la cantidad de personas infectadas está vinculado a la violación de las restricciones sanitarias para celebrar el título sabalero. Cabe recordar que las caravanas y las aglomeraciones se sucedieron durante tres días luego del partido con Racing.

“Este análisis un poco se llama Colón de Santa Fe”, sostuvo el funcionario este martes en un reportaje. El último domingo, la ciudad tuvo más contagios de coronavirus que Rosario, algo que se dio pocas veces durante la pandemia, ya que la Cuna de la Bandera tiene casi el doble de población.

//Mirá también: Confirmaron 1.779 casos de coronavirus en Santa Fe y la capital superó a Rosario

Frente al hito de la consagración en San Juan, una gran cantidad de hinchas se volcó a las calles la noche del viernes 4 de junio para celebrar el campeonato. Así hicieron caso omiso a las recomendaciones en contrario de las autoridades sanitarias, los jugadores y directivos del club.

Más aglomeraciones, más contagios

“Este cambio que hay, en el que Santa Fe ha pasado a Rosario, obviamente que nos preocupa como ministerio y a mí, y nos obliga a pensar esto”, dijo Mediavilla en un reportaje con Aire de Santa Fe. La aceleración de contagios ya había sido prevista en el inicio de la semana.

El funcionario provincial argumentó que “la lógica sanitaria es muy lineal: si aumentan los conglomerados, aumentan los contagios y aumentan los enfermos”. Si bien admitió que “entiende la algarabía” y “la alegría del pueblo santafesino”, se lamentó por la reacción ante la consagración sabalera.

“La verdad que las imágenes de 5.000 personas, de una avenida entera de Santa Fe con cuadras y cuadras de personas conglomeradas realmente llamaban la atención”, concluyó Mediavilla.