Sentado al lado del gobernador Omar Perotti en un acto oficial, el presidente Alberto Fernández afirmó este miércoles que la Nación pagará la deuda con Santa Fe a partir del acuerdo sobre el fallo de la Corte Suprema de Justicia. “La semana que viene vamos a firmar todo”, aseguró el evento organizado al mediodía en la capital provincial.

El jefe de Estado fue invitado a las 11 de la mañana para la puesta en marcha de la ampliación de la planta potabilizadora de agua en la capital provincial. Sin embargo, su llegada se retrasó debido a su participación en una reunión de gabinete en Buenos Aires, pero la demora dio paso a un anuncio fuera de programa.

“Omar, vamos a pagarles a los santafesinos lo que les debemos”, le dijo Alberto Fernández a Perotti sobre el decreto con el que planea resolver un reclamo histórico de la Casa Gris. El gobernador aplaudió la segunda buena noticia del día para la provincia, ya que también se ratificó el aumento del corte de biodiesel frente a la escasez de gasoil.

De acuerdo a los cálculos realizados en enero, las reformas en las instalaciones de Aguas Santafesinas S. A. (Assa) demandaban una inversión de más de 5.200 millones de pesos con recursos del Ente de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA). Alberto Fernández fue confirmado como la máxima autoridad presente para el acto oficial vinculado a esta iniciativa.

Según informaron fuentes oficiales, el Presidente llegó a la ciudad de Santa Fe acompañado por el ministro de Obras Públicas de la Nación Gabriel Katopodis. En medio de los preparativos, Perotti recibió a la comitiva luego de haber pasado varios días aislado por COVID-19.

El acto oficial se organizó en la capital provincial pero también incluyó proyectos en el sur. Por un lado comenzó la ampliación de la planta potabilizadora de Assa en Granadero Baigorria. Por otra parte planean dar cuenta del avance en la construcción del acueducto del Gran Rosario, que también se realiza con fondos nacionales.

La última vez que Alberto Fernández había visitado la provincia fue en abril, cuando viajó a Las Parejas para anunciar programas de impulso a la industria. En ese momento tuvo a su lado a Matías Kulfas, el ministro al que le pidió la renuncia hace más de una semana a raíz de la difusión de supuestas denuncias de corrupción en la licitación del gasoducto Néstor Kirchner.