Tras las demoras lógicas producto de la pandemia de coronavirus, el diputado provincial Ricardo Olivera será reelecto como presidente del Partido Justicialista (PJ) en Santa Fe. La principal novedad dentro de la estructura del peronismo no es su continuidad sino la conformación de una mesa ejecutiva con paridad de género, algo inédito.

En medio de la delicada situación epidemiológica y económica, el oficialismo consiguió llegar a buen puerto en la negociación para evitar una interna a nivel provincial. Así, el legislador se mantendrá como la máxima autoridad, secundado ahora por la concejala rosarina Norma López.

La edila se desempeñaba hasta ahora como secretaria de la Mujer del PJ y cosechó el consenso suficiente como referente de la Corriente Nacional de la Militancia, el espacio que lidera el ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi.

La diputada Lucila De Ponti destacó el acuerdo para conformar una lista de unidad los ubica como el "primer partido con paridad normativa y efectiva" en la provincia. Sin embargo, el escenario es diferente en Rosario y la disputa electoral sigue abierta.

El diputado nacional Germán Martínez se perfila como el principal candidato a asumir como secretario general en la principal departamental de Santa Fe. Sin embargo, una veintena de gremios decidió presentar una segunda lista denominada "Volver a las Bases". Los sindicatos eligieron al gastronómico Martín Coronel, acompañado por Evita Enríquez, de Utera para competir por la conducción el 20 de diciembre.