Franco Rolón era chofer en sus horas sin uniforme y recuperó la libertad luego de estar cuatro días preso tras el episodio.


“Estoy muy triste por lo que pasó”, reconoció este lunes Franco Rolón, el agente policial que pasó cuatro días detenido por dispararle a dos delincuentes que se subieron al remis que él manejaba e intentaron asaltarlo.

El joven tiene 27 años y el sábado el juez Pablo Busaniche determinó que siga el proceso judicial en libertad tras el pago de una fianza de 500 mil pesos. “Quiero enviarle mis condolencias a las familias”, planteó el agente en contacto con Radio 2. Además de salir de prisión, el caso que lo tiene como protagonista modificó su carátula y quedó tipificado como homicidio agravado, con exceso de legítima defensa.

“Yo ese día salí a trabajar y me defendí, fue una cuestión de milésima de segundos”, relató Rolón quien además expresó que su estadía tras las rejas “fue una pesadilla”.

El día que recuperó la libertad, el efectivos policial que en sus horas libres manejaba un remis fue recibido por un numeroso grupo de familiares y amigos, los mismos que tras la detención protestaron frente al palacio de Tribunales.

“No me reprocho nada. Quiero hacer una vida normal, trabajar y nada más”, sumó el muchacho.

El ataque ocurrió el martes 18 pasadas las 22 en el barrio Villa Adelina de Sauce Viejo, casi en el límite con Santo Tomé.

Uno de los ladrones murió en el lugar y el otro fue trasladado al Samco de Santo Tome donde falleció al poco tiempo. Los que recibieron los disparos fueron identificados por Jorge Armando Vélez (22) y Diego Martín Merlo (18).




Comentarios