Este jueves imputaron al agente que se encontraba de franco y manejaba un remis al que se subieron los delincuentes.


Imputación y protesta frente a los Tribunales. Ese fue el panorama en la mañana de este jueves en el centro de Santa Fe en torno al caso que tiene como protagonistas al agente policial y remisero Franco Santiago Rolón de 27 años, que mató a dos ladrones que al parecer quisieron robarle mientras conducía un auto en la localidad de Sauce Viejo.

En la audiencia imputativa, el juez Jose García Troiano aceptó lso cargos de la fiscalía y apuntó contra Rolón el delito de doble homicidio agravado por el uso de arma de fuego. El agente, que además fue sometido a un sumario administrativo, continúa tras la rejas y por eso sus familiares y amigos encabezaron una concentración frente al Palacio de Tribunales.

Fue la madre del joven, Silvia Parra, quien tomó la voz cantante este mediodía en la plaza 25 de Mayo al manifestar que su hijo Franco “es una persona con cinco años de carrera policial, con una conducta intachable, jamás tuvo un problema de este tipo. Tiene todo el apoyo de la fuerza policial”.

Nutrida protesta en respaldo del policía Franco Rolón que mató a dos delincuentes en Sauce Viejo. (Twitter)

De la concentración participó, además, un nutrido grupo de taxistas y remiseros que hicieron escuchar sus bocinas por el histórico barrio sur de la capital “Pensaba trabajar hasta pagar el auto y después si poner a alguien a manejar y quedarse en casa. Su papá lo ayudaba y lo manejaba durante la mañana. Era una empresa familiar”, agregó la mujer en contacto con LT10 sobre el emprendimiento de su hijo. Además planteó que el joven “estaba de espaldas y amenazado con un cuchillo en la garganta”.

La versión que maneja desde el inicio el Ministerio Público de la acusación (MPA) indica que el acusado estaba trabajando como remisero y fue víctima de un intento de robo de parte de las víctimas. El ataque ocurrió pasadas las 22 en el barrio Villa Adelina de Sauce Viejo, casi en el límite con Santo Tomé.

Uno de los ladrones murió en el lugar y el otro fue trasladado al Samco de Santo Tome donde falleció al poco tiempo. Los que recibieron los disparos fueron identificados por Jorge Armando Vélez (22) y Diego Martín Merlo (18).

La madre del policía y chofer respaldó lo expresado por su hijo a la Fiscalía, sobre que lo habían amenazado con un arma blanca para exigirle la recaudación y fue ahí cuando en un forcejeo el agente terminó disparando.

El crimen ocurrió pasadas las 22 en el barrio Villa Adelina, sobre el límite con Santo Tomé. Uno de los dos jóvenes heridos en el lugar fue trasladado hasta el Samco de esta última localidad tras el episodio, mientras que el restante falleció en el lugar.




Comentarios