El transporte fue interceptado en Santa Rosa de Calchines y el personal iba a ser empleado en la cosecha de frutilla.


Horas antes de la puesta en marcha de controles más férreos en los límites de la provincia de Santa fe para prevenir casos importados de coronavirus, un colectivo de pasajeros que llegó con 22 trabajadores procedente de Mendoza a la localidad de Santa Rosa de Calchines fue detectado por la policía que demoró a todos los que estaban a bordo debido a que la documentación que poseían era falsa.

Voceros de la Justicia santafesina informaron que se trata de un micro de la empresa El Norteño, de la provincia de Córdoba, que llegó este domingo a Santa Rosa de Calchines con 22 trabajadores denominados “golondrina” que iban a prestar sus servicios en la cosecha de frutillas.

La policía detectó que los permisos para trabajar en una actividad esencial eran falsos, por lo que dio aviso al fiscal de turno del Ministerio Público de la Acusación, Omar De Pedro, quien ordenó la aprehensión de los 22 pasajeros y de los dos choferes mientras se investigaba la documentación.

“La aprehensión fue ordenada por violación al artículo 205, que pena a quienes no cumplan con medidas dispuestas para prevenir y evitar epidemias”, informó De Pedro.

Luego, todos los ocupantes del micro quedaron en libertad, a excepción de un hombre que portaba la documentación falsa y quedó detenido.

El micro fue detectado en un control por personal de la comisaría de Santa Rosa de Calchines, localidad situada 40 kilómetros al norte de la ciudad de Santa Fe.

Fuentes comunales indicaron a su vez que la mayor parte de los trabajadores serán remitidos a sus lugares de origen, a excepción de ocho de ellos que son de esa localidad y ahora deberán cumplir 14 días de cuarentena en el Centro de Aislamiento Comunal.

Voceros policiales indicaron que luego de cumplidas las actuaciones de rigor, el micro fue escoltado por la policía hasta la ruta nacional 19, a la altura de Angélica, para que retorne a su lugar de origen.




Comentarios