La Provincia señala que son 2.500 los contratados y 600 los que están en condiciones de quedar fijos. Los gremios suben los números. Reunión clave este jueves.


Este jueves se llevará adelante en la ciudad de Santa Fe una importante reunión entre representantes del Gobierno provincial y referentes de los sindicatos ATE y UPCN, en la cual se abordará el pedido de pase a planta del personal contratado. Los gremios amenazan con un paro de actividades en caso de que no se produzcan avances.

Se trata de uno de los puntos críticos de la transición en la Casa Gris, ya que desde el entorno del gobernador electo Omar Perotti pusieron sus reparos a la posibilidad de engrosar el empleo público provincial en un contexto de escasez de recursos.

Por el otro lado, el actual mandatario Miguel Lifschitz se encuentra con trabajadores que en algunos casos llevan hasta seis años desempeñándose en condiciones de precariedad laboral, sin obra social ni aportes jubilatorios, cumpliendo las mismas funciones que el personal de planta.

Desde la Provincia dicen tener relevados a 2.500 personas contratadas bajo diverso tipo de modalidad, de las cuales unas 600 cumplirían con los requisitos para quedar fijas. Para los gremios el número es mayor, y además suman otras 1.500 que cumplen tareas en condiciones todavía más precarias que los contratados, por quienes solicitan un mejor encuadre.

Movilización de ATE por el pase a planta permanemte. (ATE)

Ante la falta de avances concretos, este jueves la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) desobligó al personal de 10 a 15, para que acuda a la plaza San Martín de Rosario. Allí se hará una vigilia a la espera de novedades que puedan surgir de la paritaria técnica que se desarrollará desde las 11:30 en la capital provincial.

“Hasta ahora se vienen haciendo asambleas diarias de dos a tres horas diarias, y paros en Desarrollo Social. Pero el plenario votó por endurecer las medidas de fuerza desde el jueves próximo si no se avanza con el pase a planta”, indicó Lorena Almirón, referente de ATE Rosario.

Movilización de ATE por el pase a planta permanemte. (ATE)

“Nosotros también pedimos por el pase a planta de municipales, que son unos 350 empleados más”, dijo Almirón en diálogo con Vía Rosario, y agregó que todo Rosario y zona son unos 4500 los agentes provinciales y municipales precarizados.

Entre la presión sindical, y el planteo de Perotti, desde la administración socialista analizan avanzar de una vez con el pase ocupando los lugares vacantes (unos 7000) que se produjeron a partir fundamentalmente de jubilaciones. De esta forma se evitaría tener que crear nuevos cargos por ley, lo que obligaría a una dura discusión en la Legislatura.

Claro que la idea es avanzar al menos con los 600 iniciales, para negociar con el resto la posibilidad de renovar el vínculo contractual, algo que los gremios no ven con buenos ojos porque en adelante estos trabajadores pasarían a depender de la voluntad de Perotti.




Comentarios