La Justicia resolvió otorgarle la libertad a Juan Ramón Blanco Varas luego de pagar una fianza de $200.000. El hombre de 49 años estaba detenido desde el 10 de junio por distribución de material de abusos sexual infantil agravado porque las víctimas eran menores de 13 años.

//Mirá también: Detenido por distribución de videos de abuso sexual infantil

El juez Sergio González rechazo la prisión preventiva al considerar que no existiría riesgo de fuga por el arraigo del acusado en San Rafael que vive con su familia y es dueño de un taller metalúrgico.

La causa se originó en octubre de 2020 cuando el metalúrgico envió por el chat de Facebook unos videos de abuso sexual a un contacto de México en los que aparecían dos niños asiáticos de unos 5 años.

Inmediatamente la red social le bloqueó la cuenta al advertir su conducta y a partir de allí empezó el seguimiento.

El alerta llegó a la organización estadounidense Ncmec -en español, Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados-, que un tiempo después le dio intervención a la Unidad Fiscal Especializada en Delitos Informáticos de Buenos Aires.

El camino de la pesquisa derivó en San Rafael y el caso lo tomó el fiscal con competencia en todas estas causas en el Sur de la provincia, Javier Giaroli.

Juan Blanco fue detenido el 10 de este mes en su casa en Pedro Vargas al 3.000 de San Rafael.

En la audiencia de prisión preventiva Blanco asumió el hecho y contó que el material le había llegado por un grupo de WhatsApp integrado por gente de Córdoba, al cual ya no pertenece y  agregó que el contenido no le pareció tan grave y por eso lo envió.

El hombre sostuvo que luego se percató de la gravedad, cuando le cancelaron la cuenta. Entre otras maniobras que hizo, la fiscalía contaba con el dato de que, un día después de compartir esas escenas, le dio de baja al celular vinculado a la cuenta de Facebook.

La liberación de Blanco será apelada por el fiscal para que la revise un juez de segunda instancia. Giaroli apunta a que no le corresponde la libertad al estar imputado por un delito que puede darle de 4 a 8 años de cárcel en un juicio.

//Mirá también: Datos reveladores del vacunatorio clandestino en San Rafael

Mientras, el hombre seguirá siendo investigado y se espera por los peritajes del material secuestrado en su casa durante su detención. Se trata de nueve teléfonos celulares, 10 discos rígidos de computadoras, dos tablets, dos notebooks, tres tarjetas de memoria, un pendrive y cuatro gabinetes de computadoras que podrían arrojar más evidencias.

*Este texto fue publicado originalmente por Los Andes. Se reproduce aquí con la autorización correspondiente.