Las cámaras del edificio sumadas a las del Centro de Monitoreo fueron claves para dar con el autor material. 


En diciembre, los quemacoches tuvieron a maltraer a los vecinos de Alto Verde y al menos cinco vehículos aparecieron carbonizados en pocas cuadras. Para Nochebuena, y en una zona no tan alejada, ardió también un cajero automático del Banco Nación de Falcón y Maipú, y se determinó que fue intencional.

El contador de la entidad, Héctor Baca, puso a disposición los registros de las cámaras de seguridad y también fueron claves las imágenes del Centro de Monitoreo.

Concluyeron, después de varias horas de filmación, que el autor material fue un hombre de 31 años, a quien en los días posteriores le allanaron el domicilio y le secuestraron también la ropa que vestía la madrugada del incendio. Quedó demorado. 

Bomberos lograron sofocar las llamas antes de que ganaran el exterior. (Archivo)

Hace poco menos de un año, algo similar ocurrió en la vecina localidad de General Rojo. Sujetos ignorados aprovecharon un corte de luz para vandalizar con aerosol el único cajero automático del pueblo y el servicio estuvo suspendido por varios días. Se leían tres inscripciones en dorado y la popular sigla “ATR”. El caso recayó en manos de la UFI Nº 4. 






Comentarios