Martín Laiguera hizo un gran cambio en su vida cuando decidió abrirse camino en un nicho laboral poco explorado hasta ese momento: desinfección y limpieza de tapizados. Casi dos años atrás e invirtiendo los recursos que tenía, el emprendedor rosarino se lanzó a investigar sobre este servicio y ahorró para poder comprar una máquina específica que le permitiera realizar el trabajo.

Si bien comenzó por su cuenta, de a poco fue sumando más personas a su equipo y terminó por crear “Pipí Cucú Limpieza y Desinfección de Tapizados”, su propia empresa con la que logró profesionalizarse dentro del rubro y empezar a hacerse conocido en su ciudad y alrededores.

El joven rosarino nunca pensó que en la pandemia podía encontrar la posibilidad para crecer y expandir su negocio. Pero debido a los casos de coronavirus y la necesidad de muchas personas de mantener limpios los ambientes de sus hogares, el servicio que ofrece Pipí Cucú comenzó a ser más demandado.

Equipos de limpieza y desinfección

Ahora, decidió expandirse y hacer foco en la ciudad de San Nicolás, una plaza que el emprendedor considera estratégica por su ubicación y la cantidad de personas y empresas alojadas allí. “Me interesaba mucho llegar a San Nicolás, creo que es una ciudad donde podemos apostar a crecer y brindar un servicio profesional que ayudará a muchas personas y pymes de la zona. Hoy en día, se puso en gran valor la necesidad de contar con espacios limpios y mantener un ambiente higienizado, eso es lo que venimos a ofrecer”, señaló Laiguera.

Un diferencial es el tipo de máquinas que utilizan para el proceso de limpieza y desinfección ya que, según Laiguera, son específicas para realizar este trabajo y traídas de afuera. Su objetivo es seguir equipándose para poder mantener los estándares de calidad en la atención que brinda a sus clientes.

“Mi idea fue abrirme lugar en un nicho muy poco desarrollado y que en muchos lugares ni existía. Trabajo con un equipo de personas muy sólido y realmente los tapizados quedan como nuevos luego de nuestro trabajo porque contamos con buenos equipos y con conocimiento, tanto de los materiales con los que tratamos, como del producto indicado para cada caso”, destacó Laiguera.