Este miércoles por la noche, si bien el Ministerio de Seguridad no emitió ningún comunicado, el área de prensa del Gobierno de San Luis desmintió que hayan golpeado a Magdalena Esposito Valenti, la madre de Lucio Dupuy, y su novia, Abigail Páez, en el Servicio Penitenciario Provincial I.

Ayer, el portal del canal Todo Noticias (TN) informó que Valenti y Páez habían sido golpeadas por otras reclusas y que se encontraban aisladas tras este hecho. Según el mencionado medio, autoridades del penal habían confirmado lo ocurrido.

Magdalena Espósito Valenti y Abigail Páez, las mujeres acusadas de matar a golpes a Lucio Dupuy (5)

Pero, al parecer, dicha data no sería verídica, de acuerdo a fuentes gubernamentales.

Por otra parte, en las últimas horas circularon en las redes sociales convocatorias una marchas por Lucio Dupuy en toda la Provincia de San Luis. El motivo será pedir que “saquen de la provincia a las asesinas de Lucio”.

Una de las movilizaciones será frente al penal donde se encuentran detenidas las mujeres. Las restantes, serán en las plazas principales de cada una de las localidades puntanas.

Magdalena Espósito Valenti y Abigail Páez, las mujeres acusadas de matar a golpes a Lucio Dupuy (5)

El caso

Valenti y Páez fueron procesadas el sábado pasado en Santa Rosa, La Pampa. Allí se desató un fuerte repudio contra las acusadas por parte de la comunidad. Además, hubo pedidos de justicia por el niño que mataron a golpes.

Por ello, se habían realizado manifestaciones, se había causado destrozos contra la Comisaría 6° (donde estaban detenidas) y habían prendido fuego un patrullero. A causa de esto se resolvió el traslado de las acusadas a la cárcel de San Luis este miércoles.

Hasta ahora, Espósito Valenti está acusada de homicidio calificado por el vínculo, y su pareja, Páez, por homicidio simple.

Lucio Dupuy. Sus restos fueron inhumados este lunes. (Facebook)

Lucio Dupuy murió el viernes por una hemorragia interna por golpes que le habían dado. Después se confirmó que era víctima de maltrato infantil y que, desde diciembre 2020 a marzo de 2021, había entrado por lo menos 6 veces al hospital con golpes y fracturas.

Este martes, además, el informe de la autopsia reveló que había signos de abuso sexual en el cuerpo del niño.