La víctima lucha por su vida y el conductor asegura que no recuerda el hecho. Fue en Villa Mercedes, San Luis.


Hace nueve dias que Roxana Cánovas está luchando por su vida en un hospital de Rio Cuarto, luego de haber sido arrollada y abandonada en una esquina de la ciudad de Villa Mercedes en San Luis, por Alfredo Szmula Volmer. Las cámaras de seguridad de un negocio captaron el terrible momento.

El conductor explicó al juez que no recordaba el accidente y dio a entender que quizás se haya debido a que sufrió un ataque epiléptico; enfermedad por la cual estaría medicado. Sin embargo esa razón no fue suficiente para el magistrado Santiago Ortiz, que decidió este jueves procesarlo y enviarlo a la cárcel.

La causa, en un principio, fue caratulada como “lesiones culposas graves en accidente de tránsito”, pero Ortiz la cambió por “lesiones culposas gravísimas agravadas” tras recibir el último parte médico de Cánovas, quien circulaba en una Zanella ZB 110.

Roxana del Pilar Cánovas, la víctima, es vecina del barrio Jardín del Sur y sufrió una fractura de pelvis, fracturas expuestas en ambos húmeros y en la rodilla izquierda; fracturas en las costillas, que provocaron el ingreso de sangre en la membrana que recubre el pulmón izquierdo.

Su estado es tan delicado que, tras pasar unos días internada en la terapia intensiva del Policlínico “Juan Domingo Perón”, fue trasladada a Río Cuarto, Córdoba.

Szmula Volmer, de 54 años, esta mañana, a minutos de su traslado al penal.

El lunes 4 de marzo al mediodía, Szmula Volmer literalmente le pasó por encima con su Ford Galaxy, que conducía por calle Riobamba. El accidente ocurrió en el cruce con Sallorenzo pero el conductor siguió de largo y recién la Policía lo pudo detener a 25 cuadras del hecho, en Mitre y Ardiles.

Esos detalles, sumado al análisis de las imágenes de una cámara de seguridad que registró el accidente, llevaron a Ortiz a considerar que Szmula Volmer iba a gran velocidad y que su fuga fue deliberada. Por eso lo procesó por “lesiones gravísimas culposas agravadas por darse a la fuga, por no internar socorrer a la víctima y por conducir con exceso de velocidad”.

Tras pasar unos días libre, el conductor fue detenido el 8 de marzo. La mañana de este jueves fue trasladado al penal de la capital puntana según ordenó Ortiz, en el oficio 11130957/19.

Fuente: El Diario de la República.






Comentarios