El hecho ocurrió en el 2016 pero él sigue en libertad y recién el miércoles fue llamado a declaración indagatoria. La causa está caratulada como "abuso sexual gravemente ultrajante". La madre del niño pide Justicia.


El miércoles por la mañana Patricia Vázquez fue al Poder Judicial de San Luis a dar a conocer públicamente que en el 2016 denunció que su hijo, quien en ese entonces tenía seis años, fue violado por el propietario de la vivienda que alquilaban en Potrero de los Funes. El acusado es Cristian Javier Macagno que cuando llegó a declarar Patricia lo vio, rompió en llanto y empezó a gritarle “¡violador, violador!”; el hombre, que iba acompañado por dos familiares, en vez de entrar donde lo esperaban para la audiencia de indagatoria, se retiró.

Macagno a pesar de haberse retirado en ese momento, finalmente la audiencia, un poco más tarde, se concretó y por indicación de su abogado, Cándido Assat, se abstuvo de declarar. El juez de instrucción Penal 2 de San Luis, Ariel Parrillis, le hizo saber al sospechoso que lo imputa por el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante”.

De acuerdo a lo relatado por la madre, el abuso habría ocurrido a principios de 2016. La familia de la víctima le alquilaba una casa a Macagno, que vivía en una cabaña cercana. Y que, según la denuncia, habría aprovechado la frecuencia de trato con el nene para someterlo sexualmente, informó El Diario de la República.

Patricia Vázquez, una madre desesperada pide Justicia.

Desde que hizo la denuncia, Patricia recibe el asesoramiento de la Secretaría de la Mujer #NiUnaMenos, que le brindó el asesoramiento legal del abogado Mario Zavala, quien la representa en la investigación judicial y ayer la acompañó a la audiencia.

Mirá también: Desesperada, una madre denunció que la causa por abuso de su hijo está frenada

Vázquez aseguró que la Camara Gesell que le realizaron a su hijo dio positiva y a pesar de eso, “Macagno se ha burlado y ha amenazado a toda mi familia. La complicidad que hubo con la familia Macagno es terrible, el tipo se burlaba hasta delante de la Policía” y agregó que: “Vengo a pedir Justicia por mi hijo y por otras familias que tienen miedo de hablar. Yo a mis hijos les he enseñado el respeto” manifestó llorando y explicó que ellos le alquilaba una vivienda en Potrero de los Funes.

Sin embargo hasta ahora, la única denuncia concreta y formal contra Macagno es la que hizo Patricia. Asi lo confirmó ayer la jefa del Programa Control y Seguimiento de los Casos, de la Secretaría de la Mujer, Grisel Polachi, y el juez Parrillis.

“Esta persona jamás fue detenida, se daba el lujo de pasar, amenazar y burlarse de cada uno de nosotros, de mi hijo violado, porque así lo decían él y sus familiares”, aseguró Patricia ante la prensa, minutos antes de la indagatoria.




Comentarios