La joven salía de una clase de consulta y de pronto escuchó los gritos desesperados de una madre. Ella no dudo y gracias a su conocimiento en reanimación cardiopulmonar le salvó la vida a un nene de 5 años. 


Julieta González es alumna de la carrera de Kinesiología en la Universidad Nacional de Villa Mercedes (UNViMe), San Luis. El jueves en horas de la siesta salió de una clase de consulta y a cinco cuadras de plaza Pedernera vio una chica pidiendo ayuda desesperada porque su hijo se había atragantado con una moneda de 2 pesos. Inmediatamente la joven fue a socorrerla y gracias a su conocimiento le salvó la vida al pequeño de 5 años.

Julieta González, la estudiante que salvó con RCP a un nene de 5 años.

Julieta, en comunicación radial con el programa Amanecer Informados de Radio Nacionalcontó que desde el 2017 realiza cursos de Reanimación Cardiopulmonar (RCP). “Agradezco la formación, a toda la universidad que está constantemente tratando de capacitar a los estudiantes” manifestó y relató cómo fue la situación: “Cuando tome al niño estaba pálido y después se puso morado negro. Lo coloqué boca abajo y comencé a golpearle la espalda pero no reaccionaba. Lo puse boca arriba y le introduje los dedos y logré extraerle la moneda. En ese momento el chico hizo una última inspiración y dejó de respirar; entonces comencé a aplicar RCP. Con la respiración boca a boca el nene comenzó a patalear y a llorar, ahí me di cuenta que había vuelto en sí”.

La madre del niño que casi muere ahogado.

Florencia Medina, la madre del niño, agradeció en su red social de Facebook a Julieta y escribió: “Ojalá se sigan capacitando ojala se sigan formando personas con estas características y predisposición ¡de tirar todo lo que tenía, equipo de mate zapatos para socorrer a Tomi! Agradezco eternamente a todos sus formadores, y a ella que Dios te bendiga, joven y te vuelva a poner en mi camino​”.

El Ministerio de Salud de la Nación informa en su página que la Reanimación Cardiopulmonar (RCP) es una maniobra de emergencia, que consiste en aplicar presión rítmica sobre el pecho de una persona que haya sufrido un paro cardiorespiratorio para que el oxígeno pueda seguir llegando a sus órganos vitales.

El inicio inmediato de RCP por parte de alguien entrenado, aunque no sea un profesional, puede aumentar en un 40% las posibilidades de supervivencia de los afectados.

Un dato curioso es que según una investigación llevada a cabo por un equipo de médicos e investigadores del Hospital Clínic, de la Universidad de Barcelona (UB) y de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), seguir mentalmente el ritmo de la canción




Comentarios