El jugador de Godoy Cruz dio positivo de coronavirus este lunes.


En el reporte oficial del miércoles por la noche, el Gobierno de Alberto Rodríguez Saá provincial denunció que el joven ingresó ilegalmente el 24 de julio. También expuso que se había iniciado una causa por “incumplimiento al artículo 205 y 239 del Código Penal” en contra él y su madre.

Detallaron que Freites, que es jugador de Godoy Cruz, estuvo hasta el 29 en Unión, y después regresó a Mendoza, donde el 3 de agosto se confirmó que tenía coronavirus.

Después que se diera difusión al caso, desde el entorno del puntano negaron las acusaciones en declaraciones al Diario Los Andes: “Marcelo no estuvo en San Luis, sino en General Alvear porque tiene un familiar internado. De igual manera, si lo hubiera hecho no tiene nada de malo porque tiene domicilio en Unión. Hubo un llamado de vecinos a la Policía para denunciar que estaba en su casa, pero cuando los efectivos fueron, no encontraron nada”.

“De acuerdo a lo que dicen, Marcelo estuvo entre el 24 y el 29 de julio. Bueno, para esa fecha no tenía síntomas, ya que el positivo saltó el lunes y, según los médicos, hay que irse 72 horas para atrás para buscar los nexos, es decir que se debe mirar a partir del viernes 31 de julio. Si cruzó, no hay delito porque en esa fecha Marcelo no estaba contagiado”, indicaron.

“Por qué tendría que hacerlo de esa manera, si el 24 Marcelo no estaba infectado. Hay muchas cosas que se están diciendo que no son ciertas”, dijeron para hacer referencia a la versión de que cruzó de modo irregular la frontera.

Señalaron que Freites se encuentra “muy mal anímicamente” y “le pegó peor todo lo que se está diciendo por el tema del coronavirus”.




Comentarios