El gobierno puntano no los autoriza a ingresar. Tienen temor a perder el trabajo.


Un matrimonio puntano viajo a Buenos Aires antes del inicio de la cuarentena para iniciar un tratamiento de fertilidad y ahora el Gobierno de San Luis no los autoriza a ingresar a la provincia.

El 18 de marzo, Martín Cuello y la esposa, ambos de 36 años, viajaron a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para intentar cumplir el sueño de tener un hijo Cuando el tratamiento estaba en marcha, la emergencia sanitaria obligó a suspenderlo y al decretarse el aislamiento obligatorio la pareja quedó varada en Buenos Aires en la casa de un familiar.

Si bien completaron todos los trámites a través de la página web del gobierno puntano, la solicitud para regresar a la provincia fue denegada.

Tengo el certificado médico. Presenté todo y me lo rechazaron. El permiso de Nación lo tenemos los dos, pero no me lo aceptan”, contó Cuello.

El hombre hizo énfasis en la necesidad de volver debido a que ambos tenían un trabajo en la ciudad. “Soy empleado en Arcor y pedí permiso para venir acá. Al no poder volver la empresa no me paga la totalidad pero sí un porcentaje. Mi señora está en la misma situación”, explicó.

El Gobierno nacional dispuso desde el sábado pasado un permiso de circulación para que todos los argentinos que se encontraran varados en otros lugares pudieran regresar a su domicilio habitual. Pero el gobernador Alberto Rodríguez Saá determinó que la provincia permanecerá “cerrada” y solo habilitará el ingreso en “cuestiones humanitarias”.

“Venimos peleándola, haciendo estudios previos hasta que me dijeron que la solución estaba acá. Viajamos a cumplir un sueño y pasó esto. El tratamiento está cancelado y no sabemos hasta cuándo. Nuestra cabeza no da más”, dijo preocupado.

Fuente: El Chorrillero




Comentarios