La Municipalidad de San Luis le adjudicó, por decreto, el terreno en el que habita. Realizarán obras de servicios básicos y comprarán los materiales de construcción.


Este jueves, tras una larga lucha, Nelson Madaf y su familia recibirán ayuda por parte de la Municipalidad de San Luis que decretó cederles el terreno fiscal en el que vivían con el objetivo de mejorar su situación económica, habitacional y de salud. La Comuna además se comprometió a realizar obras de servicios básicos y la compra de los materiales de construcción para la habitación que Madaf necesita construir. 

Mirá también: Madaf: “Los Rodríguez Saá especularon con mi muerte para que me quede callado”

Incluso, mediante el decreto firmado por el intendente Enrique Ponce, se le otorgará a Madaf una ayuda económica y obra social (al igual que a algunos de sus familiares) y un contrato de trabajo a uno de sus hermanos.

Ayelén Toranzo, pedagoga que ayudó a la familia Madaf dialogó con “Dale Que Va” de Radio Nacional San Luis y  explicó: “Hay gente que viene luchando en el caso de Nelson hace muchísimo tiempo”, y añadió que “conseguimos más cosas de las que esperábamos”.

La pedagoga celebró el decreto que dispuso el Municipio con la ayuda para Nelson y su familia, así como también condenó nuevamente el accionar del Estado provincial.El Gobierno de la provincia nunca apareció (…) estaría bueno que se involucren más en causas como la de Nelson”, cuestionó y finalizó diciendo: “Descreo de los políticos”.

Por otra parte Alberto “Tochi” Moreno, otro de los colaboradores, dialogó con el periodista Mario Otero en “Nada Secreto” de Radio Universidad y explicó: “Nelson ha sufrido todo esto en un gobierno democrático, es algo terrible”.

Luego expresó: “Destaco el caso de Nelson porque viviendo toda esa situación de pobreza en la que está no ha caído en los brazos del odio ni de la violencia o de la delincuencia. Están en la pobreza peleándola con el trabajo. Son 13 hermanos y todos la están peleando con mucha dignidad en medio de todas las discriminaciones que han sufrido los hermanos y sus sobrinos en la escuela, acusándolos de ser parientes de alguien que habría cometido un crimen que nunca existió”. 





Comentarios