El hombre usó como escudo a sus tres hijos y uno de ellos, confundido, intentó agredir al efectivo caído con un cuchillo.


El miércoles pasado el mediodía en una casa del barrio La Ribera de Villa Mercedes en San Luis, un hombre que tenía prohibido acercarse a su ex pareja la amenazó con un cuchillo, utilizó a sus tres hijos menores como escudo para que no lograran detenerlo, le pegó a un policía con un palo y a otro le quemó la pierna con agua caliente. La mujer activo el botón antipánico que le dio la Justicia, luego de que denunciara a su ex Luis Eduardo Torres por violencia de género.

Finalmente efectivos de la División de Respuesta Inmediata Motorizada (DRIM) y de la Comisaría 29ª de Villa Mercedes lograron detener a Torres en la manzana 7108 del barrio La Ribera. La víctima comentó a la Policía que su ex pareja insistía en quedarse y la amenazaba con un arma blanca.

El hombre fue detenido en una vivienda del barrio La Ribera en Villa Mercedes.

Según informó El Diario de la República, cuando llegaron los dos motoristas a la vivienda fueron recibidos por la mujer, de apellido López, quien los condujo al interior de la casa donde Torres se escudaba detrás de sus hijos de 10, 12 y 15 años.

Luego empezó una escena de acción y pánico propia de una película cuando el oficial principal de apellido Heredia encaró a Torres y éste le dio un palazo en el casco protector y luego lo quemó con agua caliente en la pierna derecha. El efectivo cayó al suelo desestabilizado y entonces uno de los niños, confundido e incentivado por su padre, intentó herirlo por la espalda con un cuchillo.

El alférez Ortubia, al ver la situación de su compañero intervino, pero Torres sin dudarlo, lo golpeó en el brazo derecho con un palo de madera cuando trataba de impedir que apuñalaran a su compañero.

El hombre fue detenido en una vivienda del barrio La Ribera en Villa Mercedes.

Afortunadamente Torres de 35 años fue reducido y trasladado a la Comisaría 29ª. El juez Contravencional de Villa Mercedes, Santiago Ortiz, ordenó la privación de su libertad por “Desobediencia de una orden judicial, resistencia a la autoridad, lesiones leves doblemente agravadas (por atacar a personal policial y por utilización de menores) y daños”.

Por otra parte, el médico de la Policia revisó a Heredia que sufrió quemaduras de 2º grado y estará fuera de servicio por 15 días, mientras que Ortubia fue diagnosticado con contusión muscular en brazo derecho, debido al golpe.






Comentarios