El dolor de la familia de la joven delivery que murió hace un año en Pocito

Cinthia Altamirano tenía 25 años y realizaba un reparto cuando fue embestida por un camión. Producto del choque, perdió la vida. Hoy, la recuerdan con mucho dolor.

El dolor de la familia de la joven delivery que murió hace un año en Pocito

Hace un año, en calle Mendoza y Constitución, a 100 metros de calle 5, en el departamento Pocito, Cinthia Altamirano, joven de 25 años, perdió la vida en un accidente de tránsito. Ella trabajaba como delivery y falleció mientras realizaba un reparto en su moto. Hoy, su familia la recordó con mucho dolor.

En diálogo con Diario La Provincia SJ, la madre de Cinthia, Mónica Carabajal, expresó: “Ha sido un año muy triste y muy difícil. Lo que pasó con Cinthia fue un golpe inesperado, tremendo. El dolor que dejó es inexplicable. Es algo que todavía no lo podemos superar, no lo vamos a superar nunca. Ella era un ángel, una persona muy especial, muy compañera con toda la familia”.

Es que Cinthia tenía una hija de 3 años y además era muy querida en el departamento. Según su madre, “siempre estaba pendiente y cuidando de todos en la familia”. En ese sentido, agregó con mucho dolor: “Que a una nena le falte la mamá es más triste. Lo más doloroso fue ver a su hija llorar preguntando ‘donde está mi mamá’, ‘¿mi mamá va a volver?’ o diciendo ‘quiero a mi mamá’. Verla llorar desconsolada o en silencio, es muy triste pero ella es muy fuerte”.

Según Mónica, su nieta le recuerda cada vez más a su hija, a quien “se parece cada vez más”. En esa línea, añadió: “Es un sol y el motivo de nuestra vida, el motivo por el que vivimos”. Hasta hoy, el accidente no tuvo resolución judicial ya que quedó bajo el sistema viejo, anterior al Acusatorio que hoy está en vigencia, por eso, la causa aún no llegó a juicio y el hombre que conducía el camión no tuvo condena.

“Es muy triste y doloroso todo esto. Las Navidades no serán lo mismo no se con el tiempo. Ahora es una herida que no va a sanar. Ella era la más chica de mis 5 hijas”, resaltó Mónica. En este marco, desde la agrupación Familia del Dolor y la Esperanza, colocaron un cartel con un ángel en el lugar donde Cinthia tuvo el accidente. “Es muy doloroso porque allí perdió su vida pero por otro lado es tomar consciencia de que la gente pueda tener más respeto al momento de conducir. Más allá del dolor de que ella perdió su vida, la gente de esa zona la quería muchísimo”, concluyó.