El hallazgo se produjo en San Juan. Hay cráneos y partes desmembradas de dinosaurios y animales antecesores de los mamíferos.


Un cementerio de animales de 220 millones de años fue descubierto en el Parque Provincial Ischigualasto, conocido como el “Valle de la Luna”, ubicado a 250 kilómetros de San Juan Capital. El hallazgo se produjo en septiembre del año pasado, pero recién ahora fue dado a conocer por la Agencia de Noticias Científicas CTyS. Según el artículo, se trata de una acumulación de fósiles (cráneos y partes desmembradas) que pertenecerían a dinosaurios, tratcocodrilos gigantes y animales antecesores de los mamíferos.

En 2014 el Instituto y Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de San Juan también había dado a conocer otro bonebed, otra cama de huesos, pero aquella acumulación no era para nada comparable con la que se anuncia hoy. “Es una masa de casi hueso contra hueso, no hay sedimentos; es como si hubieran hecho un pozo y lo hubieran llenado de huesos. Esto es algo impresionante; es como si, acá, los carnívoros hubiesen tenido un pozo e iban tirando los huesos después de la comida”, dijo Ricardo Martínez, quien está al frente de la investigación.

Cementerio de animales en San Juan.

Según lo publicado, este “cementerio de animales” es una remasterización aumentada de la cama de huesos encontrada años atrás en Balde de Leyes, otro yacimiento muy importante ubicado al sudeste de la provincia de San Juan. “Lo que encontramos ahora es una verdadera acumulación de huesos, pegados unos con otros, con cráneos, mandíbulas, de por lo menos 10 animales distintos totalmente desarticulados, amontonados hueso sobre hueso”, explicó Martínez.

El diámetro de esta cama de huesos es dos metros aproximadamente. Por ahora no se sabe la profundidad del mismo, aunque se cree que sea mucho mayor a la de un sommier. “Hasta el momento, hemos llegado a excavar unos 50 centímetros y continúa hacia abajo, por lo que podría tener una profundidad de un metro o dos, no lo sabemos, pero, con lo visto hasta ahora, ya es impresionante”, dijo el jefe del área de paleontología del IMCN.

La doctora Cecilia Apaldetti, investigadora del IMCN y del CONICET, señaló que tras la temporada de verano han vuelto con la intención de extraer todo el bloque. “Sin embargo, esta acumulación de huesos es más grande de lo que pensábamos, aun no le encontramos la base y vamos a regresar al sitio en estas semanas con más gente y más logística”, contó Apaldetti a la Agencia CTyS-UNLaM.






Comentarios