Tras el montaje, arranca el trabajo en las rampas y la colocación de la iluminación.


El puente del Centro Cívico es una de las obras urbanas más monumentales de la gestión del gobernador Sergio Uñac. El puente conectará el Teatro del Bicentenario con el Cívico y atravesará la Avenida Ignacio de la Roza. Durante la semana, terminaron de montar la compleja estructura y ahora sólo resta finalizar con los detalles para que quede inaugurada la flamante obra financiada con recursos provinciales.

Las dos últimas semanas fueron claves ya que se realizó el traslado y armado de la estructura, que tiene 5,14 metros de alto por 5,10 de ancho. El trabajo para el montaje requirió el trabajo de dos ministerios: el de Infraestructura (en lo relacionado con la obra ingenieril) y Gobierno (que tuvo a su cargo los operativos de seguridad y de tránsito). Según el director de Arquitectura, Marcelo Yornet, la planificación se desarrolló normalmente. “El traslado se realizó en cuatro viajes ya que son estructuras muy grandes y pesadas. Hay que destacar que no hubo inconvenientes”, agregó.

La etapa del montaje fue una de las más complejas.

Ensambladas las partes, los obreros de la empresa arrancaron con la unión de las cuatro partes que componen el puente. Una vez ensamblados los sectores norte y sur, se enfrentaron las estructuras y acomodaron diagonales para que el encastre sea perfecto. Las grúas que sostenían el puente hasta ese momento, soltaron la mega estructura.

“Se calcula que en un mes se el puente estará en condiciones de inaugurarse. El puente logra combinarse y contribuir con este recorrido que comprende el Centro Cívico, el Teatro y la Plaza del Bicentenario. Esta obra colaborará con la identidad de la ciudad y será un hito dentro de este barrio cívico cultural”, finalizó Yornet.




Comentarios