Se trata de José Guajardo, amante de Brenda Requena, una joven sanjuanina que fue asesinada por su marido.


Este viernes, una jueza de la provincia de San Juan, decidió procesar al amante de una mujer que fue asesinada por su marido. Es que la magistrada entendió que el amante cometió el delito de “omisión de ayuda” porque no llamó a la Policía ni intervino cuando vio al femicida golpeando a su víctima y, en lugar de eso, salió corriendo. El fallo es inédito en la provincia cuyana.

Es José Guajardo quien fue procesado por no haber ayudado a su novia, Brenda Requena, una joven que fue asesinada por su marido, el pasado 11 de julio. El principal sospechoso es Diego Álvarez quien estaba aún casado con la Brenda cuando ella comenzó a salir con Guajardo. De hecho, el día que la joven desapareció, el último en verla fue su novio Guajardo. Él estaba cuando el marido de la joven llegó con violencia y los increpó en la calle por estar hablando. El amante también vio como Álvarez le pegaba a Brenda pero, en lugar de quedarse y ayudarla, se escapó del lugar.

Otro agravante es que Guajardo, no fue de inmediato a la Policía para contar que su novia estaba en peligro, sino que la dejó a merced del femicida y puso la denuncia luego. La jueza Mónica Lucero del Tercer Juzgado Correcional, entendió que hubo una “omisión de auxilio” por parte del amante y lo procesó.

“Quien pudo evitar una tragedia, no hizo más que correr e ir a hablar de fútbol con amigos”,  dijo la jueza Lucero a Canal 13 de San Juan. Es que después de que Guajardo viera la escena de violencia de género, Brenda apareció calcinada, desmembrada y enterrada, a metros de la casa que compartía con su marido.

A pesar de su procesamiento, Guajardo seguirá en libertad mientras avanza la investigación y la jueza le trabó un embargo por 5 mil pesos sobre sus bienes. El presunto femicida, Diego Álvarez, continúa detenido en el Penal de Chimbas a la espera de su juicio.





Comentarios