Se trata de las mellizas de 6 años y la nena de 8 que habrían sido entregadas por su madre en San Juan.


Este jueves se conoció la peor noticia y que muchos ya sospechaban, sobre las hermanitas que fueron raptadas en San Juan. Las mellizas de 6 años y la niña de 8, fueron abusadas sexualmente por el “Chingolo” Ortiz, el sujeto al que su madre se las “prestó” para que fueran a pasear. Así lo confirmó el diario local Tiempo de San Juan, que adelantó que fue el informe en Cámara Gesell lo que terminó de complicar al sujeto que ahora está preso.

Los exámenes físicos a las niñas habían demostrado que no hubo violación con acceso carnal durante el fin de semana que el “Chingolo” tuvo a las niñas con él, en un rancho de nylon y palos que el sujeto habitaba frente a un basurero en Caucete, una localidad al Este de la provincia. Sin embargo, restaban los resultados del testimonio de las niñas, en Cámara Gesell. Una fuente judicial reveló los resultados y aseguró que el relato de las niñas fue contundente. Una de ellas, hasta habría contado cómo el “Chingolo” la obligó a practicarle sexo oral mientras las tuvo y la Policía las buscaban intensamente.

Tras la pericia de Cámara Gesell, no sólo quedó más complicado el “Chingolo” sino que también lo hizo la madre de las menores. La mujer, ya fue separada de las niñas por pedido de la Asesora de Menores, Patricia Sirera y podría quedar detenida en las próximas horas. Es que el juez Guillermo Adárvez, del Tercer Juzgado de Instrucción, sospecha que la madre entregaba a sus hijas para la prostitución. Cuando las nenas desaparecieron, la que dio la alerta a la Policía sobre lo que ocurría fue una vecina. Sin embargo, la madre de las menores siempre defendió al “Chingolo”, dijo que era un amigo y que, inclusive, ella le había “prestado” a las nenas para que fueran a pasear.






Comentarios