La víctima es una mujer de San Juan que hacía los deberes con sus hijos cuando una bala le impactó en la espalda. 


Gabriela Yolanda Tello hacía los deberes con sus hijos, como todos los días, en el interior de su casa en el barrio Tránsito de Oro, en San Juan, cuando una bala entró por la ventana y le dio en la espalda. Era abril del año 2017 y la joven mamá quedó parapléjica por ese disparo. Tras una larga investigación se logró resolver el caso y se supo que el disparo era del arma de Cristian Ángel ‘Gury’ Pereyra, quien formaba parte de una gresca que se desarrolló frente a la casa de Gabriela

Este miércoles, según informó el diario Tiempo de San Juan, Pereyra aceptó la culpabilidad de los hechos y llegó a un arreglo entre su defensor y la fiscal de la Sala I de la Cámara Penal. Así, el joven podría ir preso por 7 años y 6 meses, por dejar parapléjica a Gabriela quien, además, era el sustento económico de su familia. 

La balacera ocurrió frente a la casa de Gabriela, entre bandas rivales del barrio Conjunto 7, de Chimbas, al norte de la provincia. La mujer no tenía nada que ver con el conflicto pero su casa quedaba frente a un baldío donde, frecuentemente, había enfrentamintos armados. “Me arruinaron la vida, yo era la que trabajaba para mantener a mis hijos, jamás tuve problemas con nadie”, dijo Gabriela a la prensa local. 

La mujer pasó un mes internada en el Hospital Guillermo Rawson y fue dada de alta,  pero no pudo volver a caminar porque la bala le dañó la médula ósea. “Mi marido es discapacitado y ahora se hace cargo de mí, nadie nos ayuda y no entra nada de plata acá”, relató la Gabriela en ese momento. Ahora, el juez Raúl Iglesias, deberá decidir si acepta el acuerdo entre la defensa de Pereyra y la fiscalía, o si lo rechaza. Podría darle una pena menor al acusado, pero nunca una mayor.  





Comentarios